Descubra un mundo rústico y de vibrante diversión en dos ciudades localizadas a pocas horas de San José

Durante el invierno las baña la lluvia y en verano algunas de sus calles empolvadas recuerdan a los pobladores que allí tienen un clima muy caliente.

Ese verano es el mismo tiempo que les anuncia la llegada de las fiestas y el incremento de turistas, quienes arriban hasta dos de sus pueblos-ciudades en busca de los recursos naturales y la rica cultura que poseen.

Se trata de un encuentro que les recuerda a los visitantes cómo se vive en las pequeñas comunidades.

Es también un espacio propicio para caminar por hermosas playas, comprar artesanías, visitar una antigua iglesia, disfrutar de la flora y la fauna, y participar en singulares festejos populares organizados tanto en Nicoya como en Santa Cruz.

Folklore y naturaleza

Santa Cruz, cantón tercero de la provincia de Guanacaste, es la ciudad folclórica de Costa Rica, pues durante la época precolombina su territorio estuvo habitado por indígenas chorotegas.

En sus límites hay grandiosas planicies, llanuras, pantanos, manglares, cañales y malecones a la orilla del Río Tempisque. Allí se localiza infinidad de ríos y 94 kilómetros de bellas playas con abundante flora y fauna, lo que la convierte en un punto excepcional para gozar de la arena y el mar.

Esas riquezas permiten la práctica de la pesca, al igual que de otras actividades turísticas deportivas y científicas. En las cuencas del Río Tempisque, por ejemplo, se puede pescar guapotes y barbudos, mientras que otras son sitios aptos para la pesca de esos peces y de camarones.

Y es que Santa Cruz tiene una ubicación estratégica gracias a la cual es factible pasar momentos agradables lejos de los centros urbanos. Allí existe una exuberante vegetación y variedad animal que presenta condiciones óptimas para la observación naturalista, el turismo ecológico y vacacional.

La flora de la zona incluye árboles de sabana, manglares, árboles frutales y madereros (cedro, ceiba, mango, marañones y almendro de monte). La fauna contempla garzas, zopilotes, gavilanes, halcones, murciélagos, monos congo, comadrejas, mapachines y pizotes.

Pero la riqueza cultural de la región no se le queda atrás a esos tesoros naturales. Uno de sus manifestaciones culturales más sobresaliente es la comunidad de Guaitil. Allí, diestros y especializados artesanos que habitan en casitas de madera casi siempre sin pintar, crean fantásticas réplicas de artesanías indígenas hechas en arcilla.

Además, las Fiestas Típicas Nacionales, en honor al Santo Cristo de Esquipulas, se realizan del 14 al 18 de enero de todos los años. Son una tradición en la que participan los lugareños, así como costarricenses procedentes de todo el país y extranjeros deseosos de participar en estas fiestas.

Durante su realización se llevan a cabo corridas de toros, concursos de marimba, bailes, danzas, comidas y bebidas típicas como el coyol, reconocido por su excelente sabor.

La tierra nicoyana

El cantón segundo de Guanacaste, Nicoya, es uno de los más grandes del país y una tierra en la que se levantan muchos cerros como los que albergan a las cavernas de Barra Honda y las de Caballito.

La zona cuenta con un cálido clima favorable para la ganadería y la agricultura. Allí habitan descendientes de los indios y los colonizadores españoles, al igual que cartagineses que se trasladaron a vivir a la región.

Los ríos como el Morote y el Tempisque, al igual que las playas de amigables olas (Carrillo, Sámara, Nosara, Guiones, Garza, Buena Vista, Barrigona, Pavones y Barco Quebrado) abundan en un sitio donde existen los servicios turísticos básicos.

En Nicoya existe una gran variedad de flora y fauna. La vegetación incluye árboles maderables y frutales. De los primeros destacan el guanacaste, madero negro, guácimo, peine de mico, pochote, guachipelín, higuerón y cedro. Los segundos incluyen níspero, naranjo, guanábana, manzana rosa, almendra, carao, mandarina, caimito, mango, aguacate y otros más.

Esta abundancia es también palpable en la vegetación tipo galería, lo cual quiere decir que hay árboles siempre verdes durante todo el año ya que están situados a la orilla de los ríos. Éstos están cubiertos de parásitas, orquídeas y varias especies de musgos.

La fauna, aunque amenazada por la caza, está compuesta por aves y mamíferos. Entre ellos hay congos, mapaches, pizotes, zorros, armadillos, loros, palomas, zopilotes, come maíz, codornices, colibríes, tortugas y oropéndolas. Además musarañas y coyotes.

Toda esta belleza natural se complementa con una serie de costumbres y tradiciones que se han heredado, de generación en generación, como las fiestas a los santos y a la patrona del cantón.

Cada 12 de diciembre, por ejemplo, se celebra la Fiesta de la Yeguita, una actividad que se realiza en honor a la Virgen de Guadalupe. Estas fiestas, de mucho colorido, exponen también viejas costumbres: mascaradas, marimbas, topes, corridas de toros y comidas típicas tan sabrosas como los casados, tamales, chicheme, resbaladera y horchata.

Otra ocasión para celebrar es la Semana Santa y la Navidad. Durante la primera de esas actividades religiosas se hacen procesiones con imágenes bíblicas, para las que se preparan picadillos de plátano, papa, tamales, chicha y otros platillos.

Durante la Navidad los pobladores van de casa en casa rezándole al Niño Dios y en cada una de ellas se prepara comida para festejar. En alguna de éstas, quizá, usted encuentre metates trípodes y bellas piezas de cerámica, talladas en jade o en otras piedras semi preciosas, debido a que la región es famosa arqueológicamente.

Pero esto último es solo parte de la enorme cantidad de atractivos turísticos reunidos en Nicoya y Santa Cruz, donde hasta los antiguos dioses de los chorotegas debieron rendirse ante sus encantos. ¡Hágalo usted también!.

Historia en breve

  • SANTA CRUZ

  • Fue descubierta por Gil González Dávila en 1522.
  • Su nombre se debe a la hija de uno de sus primeros pobladores, Antonia
    Bernabela Ramos. Ella tenía una cruz de madera en el patio de la casa y cada mes de mayo celebraba un espléndido rosario en su honor. El festejo adquirió tal fama que el pueblo cambió su original nombre de Las Delicias por el actual.
  • Recibió el título de Ciudad Folclórica Nacional en 1974.
  • Sus fiestas populares fueron declaradas Fiestas Típicas Nacionales.
  • NICOYA

  • Gil González Dávila la descubrió en 1561.
  • Ésta es una de las ciudades más antiguas del país.
  • Su nombre está ligado a las raíces Necoc que significa a un lado y otro; y a Yacht cuyo significado es el enemigo. Así, Nicoya quiere decir: con el enemigo a uno y otro lado.
  • Este territorio se anexó a Costa Rica de manera definitiva el 25 de julio de 1824.