Iglesia de Acosta

Acosta

POSICIÓN GEOGRÁFICA

Las coordenadas geográficas medias del cantón de Acosta están dadas por 09°44’41” latitud norte y 84°14’18” longitud oeste.

La anchura máxima es de treinta y dos kilómetros, en dirección noreste a suroeste, desde el cerro Cedral hasta la confluencia del río Grande de Candelaria y la quebrada Bijagual.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

 
BREVE RESEÑA HISTÓRICA

En la época precolombina el territorio que actualmente corresponde al cantón de Acosta, estuvo habitado por indígenas del llamado Reino Huetar de Occidente, que en los inicios de la conquista fueron dominios del cacique Garavito

Los primeros pobladores que llegaron a la región, en 1874 y 1875, provenían de Desamparados, Aserrí, Alajuelita y San Francisco de Dos Ríos entre los que estaban los señores Manuel Castro Castro, José Manuel Monge, Anselmo Monge, Juan Ureña, Isidoro Calderón, Félix Amador, Rafael Barboza, Damián Mora, Hipólito Ulloa, Nicolás Saborío.

La primera ermita se construyó en 1878, durante el episcopado de monseñor don Bernardo Augusto Thiel Hoffman, segundo obispo de Costa Rica. En el año de 1899, se erigió la parroquia, dedicada a San Ignacio, la cual actualmente es sufragánea de la arquidiócesis de San José, de la provincia eclesiástica de Costa Rica

En la primera administración de don Ricardo Jiménez Oreamuno el 27 de octubre de 1910, en ley No 24, se le otorgó el título de villa a la población de San Ignacio, cabecera del nuevo cantón creado en esa oportunidad. Posteriormente, en ley No. 4574 de 4 de mayo de 1970, se promulgó el Código Municipal, que en su artículo tercero, le confirió a la villa la categoría de ciudad, por ser cabecera de cantón.

El 16 de noviembre de 1910 se celebró la primera sesión del Concejo de Acosta, integrado por los regidores propietarios, señores Vicente Fallas Hidalgo, Juan Zeledón Castro, y Félix Dolores Mesén Morales. El secretario municipal fue don Manuel Solís Solís y el jefe político don Juan Zeledón Porras.

La primera escuela en San Ignacio estuvo en la casa de don Nicolás Saborío, uno de los primeros colonizadores de la zona. Posteriormente don Tomás Rojas Alpízar, donó un terreno para una escuela. En la administración de don Teodoro Picado Michalski (1944-1948), se construyó un nuevo edificio para la escuela Cristóbal Colón. El Liceo de Acosta inició sus actividades docentes en marzo de 1966, en el gobierno de don Francisco Orlich Bolmarcich. En 1976 cambió de modalidad de enseñanza y nombre, pasando a ser, colegio Técnico Profesional Agropecuario de Acosta.

La cañería se construyó en 1924 en la administración de don Julio Acosta García.

El alumbrado público eléctrico se instaló en 1953, suministrado por la municipalidad de Acosta.

El nombre del cantón es en homenaje a don Tomás de Acosta gobernador de la provincia de Costa Rica entre 1797 y 1810, benefactor que nació en Cuba en 1748 .

Escudo cantón de Acista

DIVISIÓN TERRITORIAL Y ADMINISTRATIVA

Creación y Procedencia

En ley No. 24 del 27 de octubre de 1910, Acosta se erigió como cantón número doce de la provincia de San José, con cinco distritos. Se designó como cabecera al barrio San Ignacio.

Acosta procede del cantón de Aserrí, establecido en ley No. 3 del 27 de noviembre de 1882.

ASPECTOS FÍSICOS

Geología

El cantón de Acosta está constituido geológicamente por materiales de los períodos Cretácico, Terciario y Cuaternario; son las rocas sedimentarias del Terciario las que predominan en la región.

Del período Cretácico se encuentran rocas de origen volcánico y sedimentario. Las volcánicas están agrupadas bajo el nombre de complejo de Nicoya, que está compuesto de grauwacas macizas, compactas, de color gris oscuro, ftanitas, lutitas ftaníticas, calizas silíceas afaníticas, lavas con almohadillas y aglomerados de basalto e intrusiones de gabros, diabasas y dioritas. Se localiza al sur del cantón, a partir de las márgenes del río Pirrís. Las sedimentarias corresponden a material indiferenciado y a la formación Tulín; la primera está en un pequeño sector en la fila Surubres y la Formación Tulín del Cretácico Paleoceno, está compuesta de olivinos augitas e hiperstenos y basaltos, serpentinizado, que va desde la margen sur de la carretera que comunica el poblado Limas y la hacienda Tiquires, hasta el sector norte del río Pirrís.

Entre los materiales del período Terciario, se hallan rocas de origen sedimentario, volcánico e intrusivo, de la época Mioceno. Las sedimentarias, corresponden a la formación Pacacua y a rnateriales indiferenciados, la primera corresponde a una secuencia de materiales, constituida por interestratificaciones de conglomerados brechosos y areniscas conglomeráticas, areniscas, limolitas y lutitas, todas tobáceas, en algunas partes con coloraciones moráceas, que se sitúan en el sector al norte y sur del curso superior del río Tabarcia; los materiales indiferenciados se localizan en la zona comprendida por los poblados Bajos de Jorco, La Cruz, al este de La Mesa, Limas al norte de hacienda Tiquires, el cerro Caraigres y fila Coyolar. Las rocas volcánicas están representadas por el grupo Aguacate, compuesto principalmente por coladas de andesita y basalto, aglomerados, brechas y tobas, situado en la zona aledaña a las márgenes del río Jorco. Las rocas intrusivas pertenecen a los intrusivos ácidos de la cordillera de Talamanca, tales como dioritas cuárcicas y granodioritas, también gabros y granitos, los cuales se ubican en pequeños sectores del cerro de Escazú, así como al suroeste del poblado Ococa.

De los materiales del período Cuaternario, se localizan rocas de origen sedimentario de la época Holoceno, tales como depósitos Fluviales y Coluviales, ubicados en el sector aledaño a villa Palmichal; lo mismo que en la unión de los ríos Grande de Candelaria y La Mesa; así como al sur del cantón, en la confluencia de los ríos Tiquires, Parritilla y éstos con el Pirrís.

Geomorfología

El cantón de Acosta presenta cinco unidades geomórficas, denominadas forma de origen tectónico y erosivo, de origen volcánico, originada por acción intrusiva, de sedimentación aluvial y de origen estructural.

La unidad de origen tectónico y erosivo, está representada por la fila Brunqueña, que se localiza al sur del cantón, a partir de la margen sur del río Grande de Candelaria. Esta unidad se orienta de acuerdo con la dirección estratigráfica de las rocas sedimentarias que la forman. La pendiente es fuerte con un pequeño escalón entre los 400 y 500 metros de elevación. Su sistema de drenaje se aproxima al dentrítico, muy poco desarrollado y algo afectado por fracturas. Las diferencias de relieve son grandes y entre fondo, valle y cima frecuentemente hay de 100 a 200 metros. Esta unidad se compone de rocas de las formaciones Brito y Pacacua, con algunas intrusiones. Las rocas son areniscas de grano medio a fino, lutitas arcillosas y calizas. Su origen se debe al levantamiento desde el fondo oceánico, de un bloque de corteza. Este bloque ascendió a lo largo de fallas, inclinándose en las últimas etapas hacia el noreste. La erosión fluvial terminó de modelar la unidad, haciendo una selección en las rocas.

La unidad de origen volcánico manifestada por la serranía de laderas de fuerte pendiente, se ubica entre la margen norte del río Jorco y la margen sur del río Grande de Candelaria. Se caracteriza por la facilidad que tienen sus terrenos a originar deslizamientos. Está compuesta principalmente por rocas volcánicas, aunque también hay sedimentarias, las primeras en su gran mayoría están profundamente meteorizadas, lo que favorece los deslizamientos. Su origen se debe a la erosión de las anteriores rocas.

La unidad originada por acción intrusiva, representada por el macizo de Escazú, se encuentra al norte del cantón. Se caracteriza por presentar laderas de fuerte pendiente. Las divisorias son redondeadas pero muy escarpadas. Esta unidad se compone propiamente de rocas ígneas intrusivas y volcánicas con escamas o intercalaciones de sedimentos. Se encuentran muy meteorizadas en superficie. Se observan evidencias de la acción hidrotermal y neumatolítica a consecuencia de la vecindad de masas intrusivas en el subsuelo, manifestadas con calinización de las rocas, hilillos de sílice y silicificación en general. Esta unidad se originó por la acción causada por cuerpos intrusivos.

La unidad de sedimentación aluvial, se manifiesta en el abanico del río Pirrís; se localiza en el área de su confluencia con el río Parritilla. Esta unidad tiene una dominancia de fragmentos de roca de tipo areniscas y lutitas, con algo de lava. Las rocas sedimentarias por ser muy suaves y estar meteorizadas se disgregan más y son más difíciles de observar. Su origen se debe al relleno afectado por el río Pirrís. Los materiales formadores vienen principalmente de rocas sedimentarias y algo de rocas volcánicas.

La unidad de origen estructural, manifestada por la ladera tipo lomo de cerdo del cerro Caraigres, con una altura de 2.506 m.sn.m, constituye una fila angosta; sus laderas son de fuerte pendiente hasta de 50°. Esta unidad corresponde a rocas sedimentarias con una dominancia de areniscas y lutitas ligeramente calcáreas y una intercalación de caliza. Las rocas de la base, son la caliza de la formación Brito y las superiores pertenecen a la formación Térraba. En superficie las rocas están muy meteorizadas. Los movimientos tectónicos del fondo oceánico iniciaron el ascenso del área. Por consiguiente el origen se debe a la inclinación que las capas de roca adquirieron durante su ascenso y desde luego a la erosión diferencial, actuando sobre rocas muy diferentes en existencia.

Altitudes

Las elevaciones, en metros sobre el nivel medio del mar, del centro urbano de los distritos del cantón son las siguientes:

Ciudad San Ignacio 1.095, Villa Guaitil 1.030, Villa Palmichal 1.097, Villa Cangrejal 700 y Villa Sabanillas 1.122.

Hidrografía

El sistema fluvial del cantón de Acosta, corresponde a la vertiente del Pacífico, el cual pertenece a la cuenca del río Pirrís.

El área es drenada por el río Pirrís, al que se le unen los ríos La Dicha, y Grande de Candelaria, éste último con sus afluentes los ríos Parritilla Jorco, La Mesa, y las quebradas Colorado, San Jerónimo, Roblar y Grande. Los citados cursos de agua, excepto Grande de Candelaria y Pirrís, nacen en Acosta. Presentan una dirección de norte a sur, de noreste a suroeste y de este a oeste. Los ríos Grande de Candelaria, Jorco La Mesa y La Dicha, son límites cantonales; el primero con Puriscal y Aserrí; el segundo con Puriscal y Mora; y los otros con Aserrí.

GALERÍA

 
REFERENCIA A MAPA BÁSICO DE COSTA RICA

Hojas del mapa básico 1:50000 (IGN): Abra, Candelaria, Caraigres, Dota, Parrita.

Comentar en Facebook

comentarios

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
This site uses cookies. Find out more about this site’s cookies.