Conclusión

¿Por qué algunos católicos cambian de religión? ¿Por qué, al cambiar, parte de ellos mejoran su mane­ra de vivir, dejando el vicio?

Dos respuestas para las dos preguntas: Primero, todos los que abandonan la Iglesia Católica no conocían la riqueza que ésta tiene para los que quie­ren acercarse a Dios. Sin peligro de equivocarse, se puede afirmar que todos los que cambian, lo hacen por ignorancia. Se decían católicos, sin saberlo. Un motivo cualquiera es suficiente para cambiar. A estas personas les sugerimos que conozcan antes lo que tienen en las manos, y luego, si lo creen conveniente, desecharlo. Pero solamente después, y no antes.

A la segunda pregunta, constestamos que antes vivían mal, no porque eran católicos, sino porque no querían vivir según la enseñanza de nuestra Iglesia. Estaban completamente vacíos de todas las riquezas, que en este folleto hemos rápidamente presentado. Ahora, empezando a conocer la Palabra de Dios, inicia un cambio, como es lógico. Por lo tanto, no cambian porque se hacen protestantes, sino porque empiezan a conocer la Palabra de Dios.

La concluisión lógica es que, en vez de cambiar a una religión, que no es la auténtica, que no tiene toda la abundancia de la revelación que posee la Iglesia Católica, que no cuenta con un guía seguro, como lo es el Papa, ni con la protección de la Virgen María, ni con la riqueza de los siete sacramentos, se decida a decirle sí al Señor, que quiere un cambio de vida, y no que abandone la Iglesia que El fundó.

Comentar en Facebook

comentarios

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
This site uses cookies. Find out more about this site’s cookies.