La única Iglesia fundada por Cristo

Registro Civil

No hay países civilizados en donde no se exija una identificación. No se admite hoy día gente anónima o sin una nacionalidad. Desde que uno nace es registrado en la correspondiente oficina, adquiriendo personalidad jurídica. Partiendo desde este registro, se podrán despren­der todos los documentos que las circunstancias de la vida requieran: para iniciarse en la educación primaria, cursar la universidad, hacer el servicio militar, obtener el pasaporte, o aspirar a ser presidente de la República, … es necesario ese registro civil, que documenta la autenticidad de su origen.

También en lo religioso es importante identificarse para ver la autenticidad de su procedencia. El católico pertenece a la única Iglesia fundada por el mismo Cristo Nuestro Señor, sobre el cimiento de los Apóstoles.

Uno de los elementos importantes para ver si una Iglesia Cristiana es la auténtica, es ver si es la misma fundada por Cristo. Sabemos que hay muchas denominaciones cristianas, que dicen ser las auténticas. Pero, ¿cómo pueden ser auténticas si no fueron fundadas por Cristo, sino por Lutero, Calvino, Russel, José Smith,…?

Por qué Católica

Pero, ¿quién nos asegura que la Iglesia Católica fue fun­dada realmente por Jesucristo, si El nunca habló de la “Iglesia Católica”?

Es verdad, en los evangelios nunca encontramos la pa­labra “católica”. Tampoco encontramos el término “cristiano”. Solamente en los Hechos de los Apóstoles lee­mos que fue después “en Antioquía, donde por prime­ra vez los discípulos recibieron el nombre de ‘cristia­nos” (He. 11, 26).

De la misma manera que se les llamó “cristianos” por­que seguían la doctrina de Cristo, así a la Iglesia se le llamó “católica”, por ser proyectada a todos los hombres, como el mismo Cristo quiso. De hecho “católica” quiere decir “universal”; y aunque no se menciona en los evangelios, la idea está muchas veces expresada por el mismo Cristo. Es suficiente recordar el pasaje de San Mateo 28, 19.20, en el cual el Señor envía a los Após­toles a enseñar a todos los pueblos de todos los tiempos.

San Ignacio de Antioquía en una carta escrita a los cristianos de Esmirna en el año 110, menciona por primera vez el nombre de “Iglesia Católica”. He aquí el texto:

Donde está el obispo, allí ha de estar la muchedum­bre de los creyentes; así como dónde está Cristo, allí está la Iglesia Católica“.

A principios del siglo III, la palabra “católica” ya tenía un sentido exclusivo por el que se diferenciaba de las demás, siendo considerada como la única verdadera. Clemente de Alejandría, Orígenes y Tertuliano hablan de la “Iglesia Católica” en sus escritos. San Agustín usa la palabra “católica” como sinónimo de la Iglesia unas doscientas cuarenta veces.

Argumento Histórico

Además de esto, tenemos el argumento histórico, que nos demuestra cómo la Iglesia Católica es la misma de los Apóstoles. Los mismos Santos Padres de la Iglesia primitiva, para distinguir la verdadera Iglesia de las falsas, presentaban la sucesión ininterrumpida desde los apóstoles en la cátedra de Pedro.

Ya en el siglo II manejaban estos argumentos Hegesipo de Siria y el mismo San Ireneo, el cual escribió:

Como sería largo enumerar aquí la lista de los obispos que ordenaron los apóstoles, baste citar la silla de Roma, la mayor y más antigua de las Iglesias, conocida en todas partes y fundada por los apóstoles San Pedro y San Pablo” (Adv. Her. 3, 3).

Cualquier enciclopedia, bien documentada, nos da los nombres y las fechas de todos los papas que han regido la Iglesia de Jesucristo, desde su fundación hasta la fecha. Para los que no disponen de enciclopedia, he aquí la lista.

LISTA COMPLETA DE LOS PAPAS

1 San Pedro           (29-67)
2 San Lino            (67-78)
3 San Cleto           (78-90)
4 San Clemente I      (90-100)
5 SanAnacleto         (100-112)
6 San Evaristo        (112-121)
7 San Alejandro I     (121-132)
8 San Sixto I         (132-142)
9 San Telésforo       (142-154)
10 San Higinio        (154-158)
11 San Pío I          (158-167)
12 San Aniceto        (167-175)
13 San Sotero         (175-182)
14 SanEleuterio       (182-193)
15 San Víctor I       (193-203)
16 San Ceferino       (203-221)
17 San Calixto I      (221-227)
18 San Urbano I       (227-233)
19 San Ponciano       (233-238)
20 San Antera         (238-239)
21 San Fabián         (240-150)
22 San Comelio        (251-253)
23 Lucio I            (253-254)
24 San Esteban I      (254-257)
25 San Sixto II       (257-258)
26 San Dionisio       (259-268)
27 San Félix I        (269-274)
28 San Eutiquiano     (275-283)
29 San Cayo           (283-296)
30 San Marcelino      (296-304)
31 San Marcelo I      (308-309)
32 San Eusebio        (309-310)
33 San Melquíades     (311-314)
34 San Silvestre I    (314-335)
35 San Marcos         (336)
36 San Julio I        (337-352)
37 San Liberio        (352-366)
38 San Dámaso I       (366-384)
39 San Silicio        (384-399)
40 San Anastasio I    (399-401)
41 San Inocencio I    (401-417)
42 San Zósimo         (417-418)
43 San Bonifacio I    (418-422)
44 San Celestino I    (422-432)
45 San Sixto III      (432-440)
46 San Leon I         (440-461)
47 San Hilarìo        (461-468)
48 San Simplicio      (468-483)
49 Felix II           (483-492)
50 San Gelasio I      (492-496)
51 San Anastasio II   (496-198)
52 San Simaco         (498-514)
53 San Hormisdas      (514-523)
54 San Juan I         (523-526)
55 San Felix IV       (526-530)
56 Bonifacio II       (530-532)
57 Juan II            (532-535)
58 San Agapito I      (535-536)
59 San Silverio       (536-537)
60 Vigilio            (537-555)
61 Pelagio I          (555-561)
62 Juan III           (561-574)
63 Benedicto I        (575-578)
64 Pelagio II         (578-590)
65 San Gregorio I     (590-604)
66 Sabiniano          (604-606)
67 Bonifacio III      (607)
68 San Bonifacio IV   (608-615)
69 San Diosdado I     (615-619)
70 Bonifacio V        (619-625)
71 San Honorio        (625-638)
72 Severino           (638-640)
73 Juan IV            (640-642)
74 Teodoro I          (642-649)
75 San Martin I       (649-653)
76 San Eugenio I      (654-657)
77 San Vitaliano      (657-672)
78 Diosdado II        (672-676)
79 Dono I             (676-678)
80 San Agatón         (678-681)
81 San León II        (682-683)
82 San Benedicto II   (684-685)
83 Juan V             (685-686)
84 Conón              (686-687)
85 San Sergio I       (687-701)
86 Juan VI            (701-705)
87 Juan VII           (705-707)
88 Sisinio            (708)
89 Constantino        (708-715)
90 San Gregorio II    (715-731)
91 San Gregorio III   (731-741)
92 San Zacarías       (741-752)
93 Esteban II         (752)
94 San Esteban III    (752-757)
95 San Paulo I        (757-767)
96 Esteban IV         (768-772)
97 Adriano I          (772-795)
98 León III           (795-816)
99 Esteban V          (816-817)
100 San Pascual I     (817-824)
101 Eugenio II        (824-827)
102 Valentín          (827)
103 Gregorio IV       (827-844)
104 Sergio II         (844-847)
105 San León IV       (847-855)
106 Benedicto III     (855-858)
107 San Meólas I      (858467)
108 Adriano II        (867-872)
109 Juan VIH          (872-882)
110 Marino I          (882-884)
111 Adriano III       (884-885)
112 Esteban VI        (885-891)
113 Formoso           (891-896)
114 Bonifacio VI      (896)
115 Esteban VH        (896-897)
116 Romano            (897-898)
117 Teodoro II        (898)
118 Juan IX           (898-900)
119 Benedicto IV      (900-903)
120 León V            (903)
121 Cristóbal         (903-904)
122 Sergio III        (904-911)
123 Anastasio III     (911-913)
124 Landón            (913-914)
125 Juan X            (914-928)
126 León VI           (928-929)
127 Esteban VIII      (929-931)
128 Juan XI           (931-935)
129 León VII          (935-939)
130 Esteban IX        (939-942)
131 Martin III        (942-946)
132 Agapito II        (946-955)
133 Juan XI           (955-964)
134 Benedicto V       (964-965)
135 Juan XIII         (965-972)
136 Benedicto VI      (972-973)
137 Dono II           (974)
138 Benedicto VII     (974-984)
139 Juan XIV          (984-985)
140 Juan XV           (985-996)
141 Gregorio V        (996-999)
142 Silvestre II      (999-1003)
143 Juan XVII         (1003)
144 Juan XVIII        (1003-1009)
145 Sergio IV         (1009-1012)
146 Beneficio VII     (1012-1024)
147 Juan XIX          (1024-1033)
148 Benedicto IX      (1033-1044)
149 Gregorio VI       (1044-1046)
150 San Clemente II   (1046)
151 Dámaso II         (1048)
152 San León IX       (1049-1054)
153 Víctor II         (1054-1057)
154 Esteban X         (1057-1058)
155 Nicolás II        (1059-1061)
156 Alejandro II      (1061-1072)
157 San Gregorio VII  (1073-1085)
158 B. Víctor III     (1086-1087)
159 B. Urbano II      (1088-1099)
160 Pascual II        (1099-1118)
161 Getasio II        (1118-1119)
162 Calixto II        (1119-1124)
163 Honorio II        (1124-1130)
164 Inocencio I       (1130-1143)
165 Celestino II      (1143-1144)
166 Lucio II          (1144-1145)
167 B. Eugenio III    (1145-1153)
168 Anastasio IV      (1153-1154)
169 Adriano IV        (1154-1159)
170 Alejandro III     (1159-1181)
171 Lucio III         (1181-1185)
172 Urbano III        (1185-1187)
173 Gregorio VIII     (1187)
174 Clemente III      (1187-1191)
175 Celestino III     (1191-1198)
176 Inocencio III     (1198-1216)
177 Honorio III       (1216-1227)
178 Gregorio IX       (1227-1241)
179 Celestino IV      (1241)
180 Inocencio IV      (1243-1254)
181 Alejandro IV      (1254-1261)
182 Urbano IV         (1261-1265)
183 Clemente IV       (1265-1268)
184 Gregorio X        (1271-1276)
185 B. Inocencio V    (1276)
186 Adriano V         (1276)
187 Juan XXI          (1276-1277)
188 Nicolás III       (1277-1280)
189 Martin IV         (1281-1285)
190 Honorio IV        (1285-1287)
191 Nicolás IV        (1288-1292)
192 San Celestino V   (1294)
193 Bonifacio VIII    (1294-1303)
194 San Benedicto XI  (1303-1304)
195 Cemente V         (1305-1314)
196 Juan XXII         (1316-1334)
197 Benedicto XII     (1334-1342)
198 Clemente VI       (1342-1352)
199 Inocencio VI      (1352-1362)
200 B. Urbano V       (1364-1370)
201 Gregorio XI       (1370-1378)
202 Urbano VI         (1378-1389)
203 Bonifacio IX      (1389-1404)
204 Inocencio VII     (1404-1406)
205 Gregorio XII      (1406-1415)
206 Martin V          (1417-1431)
207 Eugenio IV        (1431-1447)
208 Nicolás V         (1447-1455)
209 Calixto III       (1455-1458)
210 Pió II            (1458-1464)
211 Paulo II          (1464-1471)
212 Sixto IV          (1471-1484)
213 Inocencio VIII    (1484-1492)
214 Alejandro VI      (1492-1503)
215 Pió III           (1503)
216 Julio II          (1503-1513)
217 León X            (1513-1521)
218 Adriano VI        (1522-1523)
219 Clemente VII      (1523-1534)
220 Paulo III         (1534-1549)
221 Julio III         (1550-1555)
222 Marcelo II        (1555)
223 Paulo IV          (1555-1559)
224 Pío IV            (1559-1565)
225 San Pió V         (1566-1572)
226 Gregorio XIII     (1572-1585)
227 Sixto V           (1585-1590)
228 Urbano VII        (1590)
229 Gregorio XIV      (1590-1591)
230 Inocencio IX      (1591)
231 Clemente VIII     (1592-1605)
232 León XI           (1605)
233 Paulo V           (1605-1621)
234 Gregorio XV       (1621-1623)
235 Urbano VIII       (1623-1644)
236 Inocencio X       (1644-1655)
237 Alejandro VII     (1655-1667)
238 Clemente IX       (1667-1669)
239 Clemente X        (1670-1676)
240 Ven. Inocencio XI (1676-1689)
241 Alejandro VIII    (1689-1691)
242 Inocencio XII     (1691-1700)
243 Clemente XI       (1700-1721)
244 Inocencio XIII    (1721-1724)
245 Benedicto XIII    (1724-1730)
246 Clemente XII      (1730-1740)
247 Benedicto XIV     (1740-1758)
248 Clemente XIII     (1758-1769)
249 Clemente XIV      (1769-1774)
250 Pío VI            (1775-1799)
251 PíoVII            (1800-1823)
252 León XII          (1823-1829)
253 Pío VIII          (1829-1830)
254 Gregorio XVI      (1831-1846)
255 Pío IX            (1846-1878)
256 León XIII         (1878-1903)
257 Pío X             (1903-1914)
258 Benedicto XV      (1914-1922)
259 Pío XI            (1922-1939)
260 Pío XII           (1939-1958)
261 Juan XXIII        (1958-1963)
262 Pablo VI          (1963-1978)
263 Juan Pablo I      (1978)
264 Juan Pablo II     (1978-2005)
265 Benedicto XVI     (2005-2013)
266 Francisco         (2013 ...)

Esta ventaja de autenticidad histórica es única, y ninguna otra iglesia puede usarla para sentirse en regla con Dios y los hombres.

¿No cumplió Cristo su Promesa?

A este documento de identificación algunos objetan así: aunque la Iglesia Católica arrancó de los Apóstoles, lue­go se fue desviando hasta salir del camino trazado por el Señor.

Que haya habido fallas en la Iglesia Católica, nadie lo puede negar. Pero que esta Iglesia se haya desviado, hundiéndose en el error, no va de acuerdo con la promesa de Jesús: “Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la muerte no la derrota­rá” (Mt. 16, 18). “… Yo estoy con ustedes cada día has­ta el fin del mundo” (Mt. 28, 20).

Ante estas afirmaciones debemos concluir: Si “el po­der de la muerte” se tragó a la Iglesia fundada por Cris­to, es evidente que su promesa no pudo realizarla. Y si no pudo mantener su palabra, es claro que Cristo no es Dios. Pero, todos aceptamos que él es Dios y que, por lo tanto, cumple lo que promete. Consecuentemen­te, la Iglesia que El fundó no vino ni vendrá a menos jamás.

Comentar en Facebook

comentarios

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
This site uses cookies. Find out more about this site’s cookies.