Iglesia de Santa Ana

Santa Ana

POSICIÓN GEOGRÁFICA

Las coordenadas geográficas medias del cantón de Santa Ana están dadas por 09°55’09’ latitud norte y 84°12’30” longitud oeste.

La anchura máxima es de trece kilómetros, en dirección norte a sureste, desde el Puente de Mulas hasta los cerros de Escazú.

 
BREVE RESEÑA HISTÓRICA

En la época precolombina el territorio que actualmente corresponde al cantón de Santa Ana, estuvo habitado por indígenas del llamado Reino Huetar de Occidente, que en los inicios de la conquista fueron dominios del cacique Garavito.

Al analizar el rumbo seguido por el primer conquistador don Juan de Cavallón para internarse en el Valle Central, y considerando la topografía de la región y la predilección de los conquistadores por el tipo de vías que los protegieran de ataques de los nativos, se asume que la ruta seguida fuera la cima de la divisoria de aguas, pasando por la actual ciudad de Santiago de Puriscal, descendiendo hasta el valle de Santa Ana, para fundar ahí la Ciudad del Castillo de Garcimuñoz, en 1561, primer poblado establecido por los españoles en el Valle Central.

Don Antonio de Pereira penetró con un grupo de hombres al territorio de Pacaca y llegó hasta los cerros de Santa Ana, hoy conocido como Alto de las Palomas y elevaciones que separan Santa Ana de Escazú. De ese recorrido queda el recuerdo del sitio que se denominó Real de Pereira.

El proceso colonizador del actual cantón se remonta al siglo XVI, cuando esas tierras fueron propiedad de don Jerónimo de Retes, Alguacil Mayor de Cartago; las cuales fueron cedidas por la Corona de España en reconocimiento a sus servicios. La primera vez que se menciona el nombre de Santa .Ana, es en los Protocolos de Cartago, en la carta dote otorgada el 1 de diciembre de 1658, por don José de Alvarado en favor de su esposa doña Petronila de Retes, hija de don Jerónimo; en la cual cede, entre otras cosas, una parte del sitio que llama Santa Ana. Doña Ana de Retes, otra hija de don Jerónimo vendió los terrenos en que hoy se encuentra la ciudad Santa Ana; esta señora y su esposo don Diego de Ibarra vendieron otra parte de sus propiedades en la región a don Juan Sánchez Crespo. Doña Ana de Retes, en 1705 donó una caballería de tierras situada en el cerro de los Coyotes a su yerno don José Pérez del Muro y al año siguiente le vendió otra caballería, localizada en Corogres a don Francisco de Noguera y Moncada. A inicios del siglo XIX, por el año de 1817, la señora Ana María de Cárdenas fue la dueña de casi todo el territorio del actual cantón; quien obsequió parte de sus tierras para que las poblaran y cultivaran; también vendió terrenos a vecinos de Escazú. En 1819 comenzó a incrementarse en Santa Ana la afluencia de colonos de los pueblos cercanos, especialmente de Escazú.

En el registro de linderos de los barrios y cuarteles del departamento San José, de 30 de noviembre de 1841, el presente cantón de Santa Ana, conformaba los cuarteles Corogres, Las Minas y parte de la Isla, que correspondían a la jurisdicción del barrio Pacacua (hoy cantón de Mora).

Gracias a los esfuerzos del presbítero don Ana Tiburcio Fernández Valverde, en 1850 se construyó una ermita, en un terreno que le pertenecía. En 1870 se comenzó la construcción de la iglesia. Diez años después, durante el episcopado de monseñor don Bernardo Augusto Thiel Hoffman, segundo obispo de Costa Rica, en el año de 1880, se erigió la parroquia, dedicada a Santa Ana que actualmente es sufragánea de la arquidiócesis de San José, de la provincia eclesiástica de Costa Rica.

En 1873, se creó la escuela Central de Santa Ana en el gobierno de don Tomás Guardia Gutiérrez, posteriormente, el 12 de octubre de 1947 se bautizó con el nombre del gran literato suramericano don Andrés Bello López. El colegio de Santa Ana, inició sus actividades en 1972, en la segunda administración de don José Figueres Ferrer.

En el primer gobierno de don Cleto González Víquez, el 29 de agosto de 1907, en ley No. 8, se le otorgó el título de villa a la población de Santa Ana, cabecera del nuevo cantón creado en esa oportunidad.

El 15 de setiembre de 1907, se celebró la primera sesión del Concejo de Santa Ana, integrado por los regidores propietarios, señores Pedro Aguilar, Isidro Acosta y Eusebio Obando. El jefe político fue don José Aguilar Bolaños.

La cañería y el alumbrado público eléctrico se inauguraron en 1913, en el primer gobierno de don Ricardo Jiménez Oreamuno.

En ley No. 4574 de 4 de mayo de 1970, se promulgó el Código Municipal, que en su artículo tercero, le confirió a la villa la categoría de ciudad, por ser cabecera de cantón.

El nombre del cantón se debe probablemente a que don Jerónimo de Retes, denominó las tierras de su propiedad Santa Ana, nombre que también dio a una de sus hijas. Por primera vez se cita en los Protocolos de Cartago de 1658.

Escudo cantón de Santa Ana

DIVISIÓN TERRITORIAL ADMINISTRATIVA

Creación y Procedencia

En ley No. 8 de 29 de agosto de 1907, se erigió Santa Ana con seis distritos como el cantón número nueve de la provincia de San José. Se designó como cabecera la aldea de Santa Ana.

Santa Ana procede del cantón de Escazú, establecido en ley No. 36 del 7 de diciembre de 1848

ASPECTOS FÍSICOS

Geología

El cantón de Santa Ana está constituido geológicamente por materiales de los períodos Terciario y Cuaternario; son las rocas sedimentarias del Terciario las que predominan en la región.

Del período Terciario se encuentran rocas de origen sedimentario e intrusivo de la época Mioceno. Las sedimentarias están agrupadas bajo el nombre de formación Pacacua, que corresponde a una secuencia de materiales, constituida por interestratificaciones de conglomerados brechosos y areniscas conglomeráticas, areniscas, limolitas y lutitas, todas tobáceas, en algunas partes con coloraciones moráceas; ubicadas entre el cerro Coyote y el sector suroeste del poblado Matinilla, y de este último hasta el cerro Mesas; así como en el sector aledaño al cerro Mina. Las rocas intrusivas, corresponden a los Intrusivos Acidos de la Cordillera de Talamanca, tales como dioritas cuárcicas y granodioritas, también gabros y granitos; los cuales se ubican en los cerros Escazú, así como en cerro Palomas.

Entre los materiales del periodo Cuatenario, se hallan rocas de origen volcánico y sedimentario de la época Holoceno. Las primeras corresponden a materiales Volcánicos, tales como lavas, tobas y piroclastos; situados en la zona comprendida por las villas Pozos, Río Oro, Piedades y el límite norte del cantón; y a Depósitos Fluviales y Coluviales; localizados en el sector aledaño a ciudad de Santa Ana y sector sur de esta, lo mismo que en las márgenes del curso medio del río Oro.

Geomorfología

El cantón de Santa Ana presenta tres unidades geomórificas, denominadas forma originada por acción intrusiva, de origen volcánico y originados por remoción en masa.

La unidad originada por acción intrusiva, se divide en dos subunidades llamadas Macizo de Escazú y Loma del Alto de las Palomas. La subunidad Macizo de Escazú, se localiza en la zona comprendida por villa Salitral, confluencia de los ríos Virilla y Uruca, cerros de Escazú y el límite sur y oeste del cantón; se caracteriza por presentar laderas de fuerte pendiente, las divisorias son redondeadas pero muy escarpadas; esta unidad se compone propiamente de rocas ígneas intrusivas y volcánicas con escamas o intercalaciones de sedimentos, las cuales en superficie se encuentran muy meteorizadas, se observan evidencias de la acción hidrotermal, y neumatolítica a consecuencia de la vecindad en el subsuelo de masas intrusivas, manifestadas con calinización de las rocas, hilillos de sílice y silicificación en general; esta subunidad se originó por la acción causada por cuerpos intrusivos. La subunidad Loma del Alto de las Palomas, se ubica entre los poblados Honduras y Alto Palomas oeste; constituye una loma alargada, las laderas son de pendiente suave, redondeada, convexas, con muy pocas vías de drenaje superficial; esta unidad corresponde a la Formación Pacacua, cubierta hacia los flancos bajos de las laderas por ignimbritas recientes, dentro de las rocas se encuentran areniscas tobáceas muy meteorizadas y algo afectadas por la acción hidrotermal de intrusiones locales, es frecuente la presencia de zonas muy arcillificadas que tienen problemas de estabilidad; su forma se ha originado por la acción que la erosión ha ejercido sobre rocas volcano sedimentarias de la citada formación, afectadas por distintos grados de efectos intrusivos.

La unidad de origen volcánico, representada por el relleno volcánico del valle central, se sitúa en la zona comprendida por ciudad de Santa Ana villa Piedades, y los poblados de Lindora y Honduras, así como en el sector este de villa Salitral; corresponde a un relieve plano ondulado. La unidad está formada en superficie por rocas volcánicas, principalmente, lavas, tobas e ignimbritas cubierta por ceniza en un espesor variable. La secuencia de lavas descansa sobre roca sedimentaria . Las lavas son del tipo andesítico. Geomorfológicamente, esta unidad no es un valle, sin embargo para efectos políticos, socio económicos y todo tipo de referencia, se considera preferible seguirlo denominando Valle Central. El nombre técnico correcto es fosa tectónica, debido a la presencia de una falla a todo lo largo del pie de la sierra volcánica Central, la cual está evidenciada por la existencia de fuentes termominerales; así como la interrupción brusca y alineada con la supuesta falla de las estribaciones que bajan de la mencionada sierra hacia el valle; lo mismo que por la presencia de un vulcanismo sin explicación aparente (Formación Pacacua), en correspondencia con la posición de la falla o cerca de ella

La unidad originada por remoción en masa, se manifiesta por el deslizamiento del alto de Tapezco, el cual se encuentra en un pequeño sector al sureste del poblado Matinilla. Se caracteriza por una marcada cicatriz en la parte superior donde se inicia el movimiento de tierras, grietas longitudinales siguiendo aproximadamente curvas de nivel y que generalmente marcó grandes diferencias de relieve, terracitas en gran cantidad, e irregularidades abundantes en forma de montículos y depresiones. Los desplazamientos verticales son en algunos sitios de siete metros, producto del hundimiento del terreno. Las rocas de esta unidad corresponden a la formación Pacacua encontrándose areniscas, conglomerados y lutitas; todo en un alto grado de meteorización. El origen de este deslizamiento está en una capa arcillosa, que se encuentra en algunos lugares a profundidades de diez metros y en otros a veinte metros. La gran humedad dentro de estas rocas es factor primordial que favorece al movimiento de la masa del terreno.

Altitudes

Las elevaciones, en metros sobre el nivel medio del mar, del centro urbano de los distritos del cantón son las siguientes:

Ciudad Santa Ana 904, Villa Satitral 1.022, Villa Pozos 847, Villa Río Oro 873, Villa Piedades 899 y Villa Brasil 878.

Hidrografía

El sistema fluvial del cantón de Santa Ana, corresponde a la vertiente del Pacífico, el cual pertenece a la cuenca del Río Grande de Tárcoles.

El cantón es drenado por el río Uruca junto con sus afluentes el río Corrogres al que se le unen las quebradas Lajas y Rodríguez; así como por el río Oro y las quebradas Navajas, Pilas, Canca, La Cruz, San Marcos y Muerte. Los citados cursos dc agua nacen en la ladera noroeste de los cerros de Escazú, los cuales se unen al río Virilla, presentan una dirección de sureste a noroeste y de noreste a suroeste. El río Virilla y la quebrada Muerte son límites cantonales; el primero con Alajuela, de la provincia del mismo nombre y Belén de la provincia de Heredia; y la segunda con Mora.

REFERENCIA A MAPA BÁSICO DE COSTA RICA

Hojas del mapa básico 1:50 000 (IGN): Abra.
Hojas del mapa 1:10 000 (IGN): Coco, Colón, Lindora, Real de Pereira, Salitral, San Antonio.

Comentar en Facebook

comentarios

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
This site uses cookies. Find out more about this site’s cookies.