Iglesia colonial de Nicoya

Nicoya

POSICIÓN GEOGRÁFICA

Las coordenadas geográficas medias del Cantón de Nicoya están dadas por 10º 06′ 14″ latitud norte y 85°26’13” longitud oeste.

La anchura máxima es de sesenta kilómetros, en dirección noreste a suroeste, desde unos cuatro kilómetros al este del poblado Puerto Humo, en la margen sur del Río Tempisque hasta Punta Guiones, en el Océano Pacífico.

 
BREVE RESEÑA HISTÓRICA

En la época precolombina el territorio que actualmente corresponde al cantón de Nicoya, fue parte de una de las provincias de los indígenas denominados chorotegas, ubicada en la Península de Nicoya, cuyos dominios llegaban hasta el Lago Nicaragua, constituida por varios pueblos o señoríos. Uno de ellos, al inicio de la Conquista fue del cacique Nicoya.

Nicoya en el transcurso de su historia como asentamiento humano, ha tenido dos ubicaciones. La primera en el lugar que en el presente se conoce como Pueblo Viejo, en el distrito Mansión, que se denominó Nicoya Vieja, el cual constituyó el mayor poblado indígena de la región antes de la llegada de los españoles. La otra, donde se localiza la actual ciudad cabecera del cantón, que se llamó Nicoya Nueva.

La región fue descubierta por don Gil González Dávila en 1523, cuando fue recibido por el cacique Nicoya con gran amabilidad, quien le entregó un rico aporte en oro, en estatuas y otros objetos. En enero de 1561 don Juan de Cavallón, procedente de Granada pasó por la zona en su expedición que llegó al Valle Central En setiembre de 1562 arribó a Nicoya don Juan Vázquez de Coronado, de donde envió por tierra el ganado vacuno y los caballos que traía desde León. En 1568 pasó por la región don Perafán de Ribera en su viaje a Cartago. En 1599 se estableció, en el Golfo de San Lucas (hoy Nicoya), el Puerto de la Despensa, probablemente el embarcadero Pochote, situado en el estero del Rey, hoy conocido como estero Letras.

Hacia el año de 1544 se erigió la Parroquia de Nicoya la más antigua establecida por los españoles en nuestro territorio nacional, dedicada a San Blas; la primera ermita fue construida posiblemente de paja. La iglesia fue destruida por un incendio en 1634, lo cual significó una gran pérdida, ya que con la edificación se fue también el archivo donde se guardaban valiosos documentos. En 1644 se edificó una iglesia de calicanto, techada con teja. El templo parroquial levantado en la primera mitad del siglo XIX, fue declarado reliquia nacional, mediante ley No 141 de 28 dc julio de 1923. La iglesia actualmente es sufragánea de la Diócesis de Tilarán, de la Provincia Eclesiástica de Costa Rica.

En visita efectuada por el Obispo de Nicaraqua y Costa Rica, Monseñor don Agustín Morel de Santa Cruz, en el año de 1751, nombró en la población de Nicoya maestro de escuela, a quien entregó cartillas para que fuesen repartidas entre los niños que acudiesen a lecciones. Por resolución del gobierno del Estado de 21 de agosto de 1846 se ordenó crear una escuela de primeras letras. La escuela actual fue construida en 1957, en la primera administración de don José Figueres Ferrer, la cual tiene el nombre de Escuela Leonidas Briceño. El Liceo de Nicoya inició sus actividades docentes en 1952, en el gobierno de don Otilio Ulate Blanco.

El 25 de julio de 1824, la Municipalidad de Nicoya, pueblo del Partido del mismo nombre, en cabildo abierto decidió anexarse al Estado de Costa Rica; ayuntamiento que estuvo integrado por el Jefe Político don Manuel Briceño, quien lo presidió y por los regidores señores Toribio Viales, Ubaldo Martínez y Manuel García.

En ley No 105 de 27 de marzo de 1835, Nicoya constituyó un pueblo del Departamento de Guanacaste, uno de los tres en que se dividió, en esa oportunidad, el territorio del Estado. En la administración de don Manuel Aguilar Chacón, el 11 de diciembre de 1837, en ley No 38, se le otorgó el titulo de Villa al pueblo de Nicoya. En 1848, mediante ley No 36 de 7 de diciembre, se constituyó como cantón segundo de la Provincia Guanacaste. El 24 de julio de 1918, en el gobierno de don Federico Tinoco Granados, se decretó la ley No 28 que le confirió a la villa la categoría de Ciudad.

El alumbrado público eléctrico se inauguró en 1952, en la administración de don Otilio Ulate Blanco.

El origen del nombre del cantón, según don Manuel María de Peralta, en su ensayo sobre Los Aborígenes de Costa Rica, Nicoya es una palabra indígena del nahualt, Necocyanh; de necoc: de ambos lados, de una y otra parte; yauh: su agua, de i, adjetivo posesivo de la tercera persona y de auh o atl, agua; es decir necociatl, Necoyauh, Nicoya; que significa país con agua en ambos lados

Escudo cantón de Nicoya

DIVISIÓN TERRITORIAL ADMINISTRATIVA

Creación y Procedencia

La Constitución Política de 30 de noviembre de 1848, en el artículo 8º, estableció por primera vez las denominaciones de provincia, cantón y distrito parroquial.

De conformidad con la anterior disposición, en ley No 36 de 7 de diciembre del mismo año, en el artículo 9°, se creó Nicoya como cantón número dos de la Provincia Guanacaste, con dos distritos parroquiales.

En tal forma Nicoya procede de la citada provincia.

ASPECTOS FÍSICOS

Geología

El cantón de Nicoya está constituido geológicamente por materiales de los períodos Cretácico, Terciario y Cuaternario; siendo las rocas volcánicas del Cretácico las que predominan en la región.

Del período Cretácico se encuentran rocas de origen volcánico, sedimentario e intrusivo. Las volcánicas están agrupadas bajo el nombre del Complejo de Nicoya, el cual está compuesto de grauwacas macizas, compactas, de color gris oscuro, ftanitas, lutitas ftaníticas, calizas silíceas afaníticas, lavas con almohadillas y aglomerados de basalto e intrusiones de gabros, diabasas y dioritas que cubren la mayor superficie del cantón, y está comprendida por los poblados Buenos Aires, al oeste de Matambuguito, Finca Las Palmas, las Filas Santa Teresa, Hormigosa y el Cerro Nancital; lo mismo que los Cerros Jesús, Carbones, Matagalpa, San Vicente y lomas Palos Negros; así como los cerros que se encuentran entre el poblado Pozo de Agua y finca Las Brisas. Las rocas sedimentarias están representadas por materiales Indiferenciados y por la Formación Sabana Grande; las primeras se ubican en el sector aledaño a la carretera Nacional No 21, entre el barrio Casitas y el poblado Nambí, lo mismo que en el sector aledaño a las villas Mansión, Quebrada Honda, el barrio Matina, los poblados Guastomatal, Moracia, Pozos, Flor, Tres Esquinas, Loma Bonita, San Lázaro, al sur de Talolinga, la finca Florida, los cerros Guacamayo, y ladera sur y oeste del de Rosario, así como entre los poblados Piaves y Vigía, desde los sitios Llorona y Bijagual, también en los cerros al sur del cantón, en una franja de aproximadamente cinco kilómetros próximo al litoral; la formación Sabana Grande está compuesta por calizas silíceas, ftanitas con radiolaritas, también lutitas silíceas, que se ubica al sureste del poblado del mismo nombre. Las rocas intrusivas están representadas por el Intrusivo en el Complejo de Nicoya, constituido por gabros, diabasas y dioritas, el cual se localiza en los cerros La Cruz y La Palma; así como pequeños sectores al sur del Cerro Jesús.

De los materiales del período Terciario, se localizan rocas de origen sedimentario, las cuales son de las épocas Eoceno Paleoceno y Oligoceno; que a la primera pertenecen las formaciones Barra Honda, Brito y Las Palmas; La Formación Barra Honda, está compuesta por calizas pobremente estratificada, arrecifales de textura homogénea color blanca, la cual se localiza en los cerros de igual nombre; así como en los de Quebrada Honda, Copal, Caballito, Corralillos, Corral de Piedra, Sonzapote, La Cueva, Rosario, Alto, Arena, Panamá, Carazo y las lomas Las Pozas; lo mismo que en una franja entre finca Las Mercedes y el cerro Piedra Amarilla; la Formación Brito está constituida por areniscas calcáreas, margas, areniscas con intercalaciones tobáceas y arcillosas, lutitas, tobas y brechas de material volcánico, intercaladas con estratos lutáceos, lutitas pardas con restos de plantas, tobas y brechas fosilíferas, calizas con orbitoides, que se sitúa en los cerros Coyolar; la Formación Las Palmas, está compuesta por capas delgadas de limotita, lutitas, color gris oscuro y pardo, duras, bien estratificadas y masas lenticulares de caliza arrecifal con capas intercaladas areniscas y calcarenitas, la cual se sitúa en las cercanías del poblado San Juan. Las rocas de la época Oligoceno corresponden a la Formación Masachapa, que está constituida por areniscas de grano medio y fino, algunas calcáreas, limotitas grises, lutitas calcáreas, calizas lutíticas, y areniscas, algunas fosilíferas, la cual se sitúa en las márgenes del curso inferior del Río Nosara.

De los materiales del período Cuaternario, se localizan rocas de origen sedimentario de la Época Holoceno, tales como Pantanos situados en las cercanías de las Lagunas Mata Redonda y Corral de Piedra; y Depósitos Fluviales, Coluviales y Costeros Recientes, localizados en los márgenes de los ríos Viejo y San Lázaro; lo mismo que entre el sector al este del poblado San Lázaro y las márgenes del curso inferior del río Garzón; así como el sector aledaño a los poblados Talolinga, al noreste y oeste de Pozo de Agua, al norte y este de San Vicente, al norte del lago Mata Redonda; también en la zona comprendida por villa Puerto Viejo, los poblados Vigía, Coyapa, Acoya, finca Las Vegas, curso inferior del río Morote, así como en pequeños sectores en el litoral Pacifico.

Geomorfología

El cantón de Nicoya presenta dos unidades geomórficas, denominadas forma de Denudación y de Sedimentación Aluvial.

La unidad de Denudación, se clasifica según su origen en Rocas Igneas y en Rocas Sedimentarias Marinas. Las formas originadas en Rocas Igneas están representadas por las Serranías y Valles Profundos del Complejo de Nicoya, y los Cerros Testigos del Complejo de Nicoya. Las Serranías y Valles Profundos del Complejo de Nicoya, se localizan en la zona comprendida por villa Sámara, los poblados Buenavista, Delicias de Garza, Virginia de Gamalotal, Bajo Cantarrana al sur de Caimitalito y Nambí; lo mismo en fila Hormigosa y cerro Mona; también en el sector comprendido por los poblados Quirimán, Sabana Grande y el Cerro La Cruz; así como desde los Cerros San Vicente hasta los Cerros de Jesús; además en el sector aledaño a los poblados Matambuguito y Camarones, y el Cerro Avellanas; esta subunidad presenta un relieve constituido por laderas de pendientes muy fuerte entre 20° y 30º, con divisorias de aguas muy angostas los fondos de los valles son angostos, del ancho de las quebradas; las rocas corresponden al Complejo de Nicoya, principalmente basaltos, asociados a pedernales y radiolaritas; el origen se debe a la erosión que ha actuado principalmente sobre rocas del citado complejo, dejando a estas serranías en un estado de denudación extrema. Los cerros Testigos del Complejo de Nicoya, están representados en las Lomas Palos Negros, los Cerros La Cueva y Guacamayo; también los cerros que se encuentran al noroeste del poblado Rosario y al sur del de Talolinga. La forma originada por Rocas Sedimentarias Marinas se manifiestan en los cerros Testigos Arrecifales, ubicados en los cerros Barra Honda, Quebrada Honda, Corralillos, Caballito, Rosario, Corral de Piedra, Copal, Coyolar y Carazo; la mayor parte de ellos muestran una forma arqueada, otros el aspecto de anticlinales y sinclinales; sus laderas exteriores son muy empinadas con ángulos mayores de 35° y verticales al llegar a la cima; las laderas de la parte interna tienen menos inclinación, siendo su parte superior de carácter arrecifal; es entendible su forma arqueada, la que puede ser causada por el crecimiento de un arrecife en forma de atolón; algunos como el de Corralillos alcanzan 475 metros sobre el llano; debido a la filtración interna del agua, casi no existen corrientes superficiales, que en los cerros de Barra Honda da origen a las cavernas; la sección basal de estos cerros está compuesta de areniscas y lutitas de la Formación Rivas; la cima de los cerros y en algunos casos como en los cerros Rosario y Corral de Piedra, la parte interna está cubierta de caliza, de tipo arrecifal que pertenece a la Formación Barra Honda; el origen de estos cerros se debe al crecimiento en su cima de un arrecife: la caliza protegió de la erosión a las rocas inferiores; es muy probable que la forma arqueada sea originaria del arrecife; las calizas deben haber permanecido emergidas desde su formación puesto que sobre ellos no se han depositado otras rocas más jóvenes.

La unidad de Sedimentación Aluvial, se divide en seis subunidades, llamadas Conos Coluvio Aluviales, Llanura Aluvial del Río Tempisque, Planicie Aluvial con influencia Marina Cerca de la Costa, Pantano Permanente o Temporal, Marismas, y Conos Coluvio Aluviales con Influencia Marina. La subunidad Conos Coluvio Aluviales se encuentra aledaña a la carretera Nacional No. 21 desde el poblado Nambí hasta el de Guastomatal, lo mismo que en el sector de la carretera que va desde el poblado Curime, hasta el de Gamalotal; así como en el área que bordea las lomas Palos Negros, los Cerros Caballito, Quebrada Honda, Barra Honda, Corralillos, Jesús y San Vicente; también en el sector norte del poblado Quirimán; esta subunidad presenta pequeñas áreas de depósitos de laderas que en la época de lluvia, se esparcen por el terreno vecino; en algunos sitios presentan un cambio notable en la pendiente la cual es mayor al pie de la ladera; esta subunidad se compone de aluviones, pero el origen de los materiales varía de sedimentario a basáltico y silíceo; su forma se debe al desprendimiento de fracciones por efecto de la gravedad, en casos especiales, durante los días de lluvia, la caída de fragmentos se facilita por el agua superficial de tipo laminar; de esta forma se van acumulando al pie de la ladera, la cual, en casos especiales, puede crecer independientemente y adquirir el aspecto de un segmento de cono con el vértice hacia arriba de la ladera, su espesor es muy variable; en algunos cortes de carretera pueden observarse espesores de más de ocho metros. La subunidad Llanura Aluvial del Río Tempisque, se ubica entre los poblados Talolinga y Corralillo, así como en el sector aledaño a los poblados Rosario, Puerto Humo, Pozo de Agua, Caña, Pozos, Florida, y sector este y sureste de villa San Antonio; la cual presenta su máxima elevación de 50 msnm, con la presencia de meandros abandonados en las orillas del Río Tempisque, cono de talud al pie de las lomas, canales abandonados y matecones a orillas del citado río; esta subunidad se compone de sedimentos aluviales del Río Tempisque, por fracciones de rocas volcánicas de composición riolítica a andesítica; la textura del material es fina, con fracciones arenosas a limo arcillosas; en las vecindades de algunos cerros de rocas sedimentarias como Barra Honda, Caballito, Rosario y Corral de Piedras, el material formador del suelo son areniscas, lutitas, y fracciones de caliza; el relleno efectuado por el Río Tempisque, en su mayor extensión es de origen volcánico, con localidades aisladas donde dominan las fracciones sedimentarias, es probable que su altura y extensión lateral, han ido aumentando con el tiempo. La subunidad Planicie Aluvial, con Influencia Marina Cerca de la Costa, se localiza entre el sector noroeste del poblado San Juan y el curso inferior del Río Morote, también en el poblado Copal y el área del curso medio de Quebrada Honda; ésta constituye una subunidad que se encuentra cercana a la costa, se caracteriza por presentar terrenos planos, de escasa pendiente menor de 1°, en algunos casos perdiéndose dentro de los manglares; esta subunidad se compone de rocas básicas en la península de Nicoya; en general las fracciones son finas con lentes de grava; su origen se debe al aporte fluvial con algo de coluvio, además, ha sido influenciada en sus primeras etapas de desarrollo por la acción marina; tal vez, en ciertos lugares pueda mostrar evidencias de suelos muy arcillosos o arenosos con algo de contenido salino, algunos pueden estar influenciados por una transición de marisma a suelo seco. La subunidad Pantano Permanente o Temporal, se encuentra en las proximidades de los lagos Corral de Piedra y Mata Redonda; lo mismo que en las zonas aledañas a la laguna Sonzapote; la cual constituye zonas de terreno plano, que suelen tener un microrrelieve de pequeñas ondulaciones; esta subunidad se compone de un relleno de fragmentos líticos muy finos con dominancia de arcilla y limo y pequeños lentes arenosos; su origen se debe a rellenos por aportes fiuviales. La subunidad Marimas, se ubica en las cercanías de los esteros Letras y Chilamo. La subunidad Conos Coluvio Aluviales con Influencia Marina, se sitúa en las márgenes del curso inferior de los Ríos Nosara, Buenavista y Garza, así como en el sector aledaño a los poblados Esperanza Sur y Barco Quebrado.

Altitudes

Las elevaciones, en metros sobre el nivel medio del mar, del centro urbano de los distritos del cantón son las siguientes:

Ciudad Nicoya 123, Villa Mansión 87, Villa San Antonio 68, Villa Quebrada Honda 23 y Villa Sámara 3.

Hidrografía

El sistema fluvial del cantón Nicoya, corresponde a la vertiente del Pacífico, el cual pertenece a la cuenca de los ríos de la Península de Nicoya y del río Tempisque.

La primera es drenada por los Ríos Nosara, Montaña, Rempujo, Garza, Buenavista y Mala Noche; al primero se le unen los Ríos Pilas Blancas, Quirimán con sus afluentes Gamalotal, Lajas Sandol; todos los anteriores ríos, excepto el Río Montaña, nacen en el cantón, cuyas aguas van de noreste a suroeste hasta desembocar en el Océano Pacifico. Otros ríos son Pueblo Nuevo, Nacaome y Morote, este último se origina de la confluencia de los ríos Grande y Momollejo, al Río Grande se le unen los Ríos Carreta, Perico, Chipanzo Potrero, Pedernal, Vueltas; también se juntan al Río Morote los Ríos Cacao Mico, Camarón, Iguanita y Blanco; estos cursos de agua, excepto los cuatro últimos, nacen en el cantón, los cuales van en todas direcciones hasta desembocar en el Golfo de Nicoya. Los Ríos Montaña, Momollejo, Blanco y Morote son límites cantonales; el primero con Santa Cruz; el segundo con Hojancha, y los otros con Nandayure.

La cuenca del Río Tempisque es irrigada por los Ríos Charco San Lázaro, Garzón y la Quebrada Honda; los cuales son afluentes del Río Tempisque. Estos cursos de agua nacen en el cantón y presentan un rumbo de suroeste a noreste y de noroeste a sureste. Los Ríos Charco y Tempisque son límites cantonales; el primero con Santa Cruz y el otro con Bagaces. También se encuentran en el área los lagos Mata Redonda, Corral de Piedra y Sonzapote.

REFERENCIA A MAPA BÁSICO DE COSTA RICA

Hojas del mapa básico, 1:50 000 (IGN): Abangares, Belén, Berrugate, Cerro Azul, Cerro Brujo, Diriá, Garza, Matambú, Talolinga, Tempisque.

Comentar en Facebook

comentarios

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
This site uses cookies. Find out more about this site’s cookies.