Matina

Matina

POSICIÓN GEOGRÁFICA

Las coordenadas geográficas medias del cantón de Matina están dadas por 10°00’62” latitud norte y 83°18’35” longitud oeste.

La anchura máxima es de cuarenta y siete kilómetros, en dirección norte a sur, desde la desembocadura del estero Madre de Dios, en el mar Caribe hasta unos 1.500 metros aguas arriba de la confluencia del río Boyei y el brazo del río del mismo nombre.

 
BREVE RESEÑA HISTÓRICA

En la época precolombina el territorio que actualmente corresponde al cantón de Matina, conformó parte de la provincia de considerable extensión y población indígena, denominada Pococí, situada entre las provincias de Suerre y Tariaca, la cual estaba constituida por varios pueblos.

Desde mediados del siglo XVI existió una ermita en la región. Hacia 1720 el presbítero don Manuel López Conejo construyó la primera iglesia, que consistió en un simple galerón de horcones techado de paja, con un cajón de madera por altar; en 1734 se estableció una parroquia dedicada a la Inmaculada Concepción. Durante el arzobispado de monseñor Carlos Humberto Rodríguez Quirós, cuarto arzobispo de Costa Rica, en el año de 1968 se erigió la parroquia, dedicada a nuestra Señora dc Guadalupe, la cual actualmente es sufragánea del vicariato apostólico de Limón de la provincia eclesiástica de Costa Rica.

En 1564 don Juan Vázquez de Coronado, al regreso de su expedición a la parte sureste de nuestro territorio nacional, después de cruzar la cordillera de Talamanca, paso próximo al litoral del presente cantón hasta la desembocadura del río Matina, y de ahí aguas arriba a la unión con el río Duchí (hoy Chirripó), para continuar rumbo a Cartago. Don Perafán de Ribera en 1570, siguió similar ruta.

El gobernador de la Provincia don Gregorio de Sandoval, en 1637 estableció el Puerto de Matina, en la desembocadura del río de igual nombre, en el Mar del Norte (hoy Caribe); quien a la vez mejoró el camino a Cartago. A partir de la segunda mitad del siglo XVII se inició el cultivo del cacao en la zona, que fue el primer producto exportado por la Provincia, actividad que estuvo ligada a los vecinos pudientes de la ciudad de Cartago, quienes financiaron su explotación; lo cual motivó a que Matina adquiriese gran importancia y fuese centro de contrabando. Desde finales del siglo XVII los zambos mosquitos incursionaron en forma violenta en las plantaciones de cacao de Matina, para despojar a los cultivadores, en el momento de la cosecha, en junio y diciembre.

En 1702 los piratas saquearon a Matina. En abril de 1742 se construyó el Fuerte de San Fernando, a unos ochocientos metros aguas arriba de la desembocadura del río Matina, en su margen este; que fue asaltado y quemado por los piratas ingleses en agosto de 1747; el cual fue el primer y último baluarte construido por los españoles en el litoral Caribe.

El diputado de la provincia de Costa Rica ante las Cortes de Cádiz, España, el presbítero don Florencio del Castillo, logró que éstas promulgaran el 1° de diciembre de 1811, un Real Decreto disponiendo que el puerto de Matina quedaba habilitado para el comercio exterior.

En ley N° 86 del 4 de abril de 1826, en el gobierno de nuestro primer Jefe de Estado don Juan Mora Fernández, se dispuso donar terrenos no sólo en la nueva población de Matina, sino también en áreas aledañas; en la primera, solares para viviendas de los pobladores y en las otras para dedicarlas a la agricultura y la ganadería; así también se ordenó establecer una municipalidad compuesta por un alcalde, un regidor y un procurador, y la construcción de una ermita financiada por los vecinos del lugar.

En ley N° 22 del 4 de noviembre de 1862, sobre ordenanzas municipales, Matina constituyó un pueblo del cantón segundo Paraíso de la provincia de Cartago. En ley sobre división territorial para efectos administrativos, N° 20 del 18 de octubre de 1915, el barrio Matina conformó parte del distrito segundo del cantón primero de Limón de la provincia con este último nombre. En el gobierno de don José Joaquín Trejos Fernández, según ley N° 4344 de 24 del junio de 1969, se le otorgó el título de Villa al barrio Matina, cabecera del cantón creado en esa oportunidad. Posteriormente, en ley N° 4574 del 4 de mayo de 1970, se promulgó el Código Municipal que en su artículo tercero, le confirió a la villa la categoría de Ciudad, por ser cabecera de cantón.

La siembra del banano en la región se inició a finales del siglo XIX, por parte de don Minor Cooper Keith; actividad que se incrementó en un corto plazo y en el primer tercio del siglo XX, por la producción a gran escala efectuada por la United Fruit Company, empresa establecida en 1899 por el señor Keith, en asocio con capital extranjero. Este cultivo se vio afectado en la década de los años treinta del presente siglo, debido a las enfermedades en las plantas y al agotamiento de los suelos, lo cual motivó a la citada empresa a trasladar sus intereses y producción al Pacífico sureste del país.

En 1908 se estableció la escuela, durante la primera administración de don Cleto González Víquez; la cual en este momento se denomina escuela Matina. El Colegio Técnico Profesional Agropecuario de Batán inició sus actividades docentes en marzo de 1974, en el segundo gobierno de don José Figueres Ferrer.

El 9 de agosto de 1970 se llevó a cabo la primera sesión del Concejo de Matina, integrado por los regidores propietarios, señores Wilfred Jackson Bell, presidente; Misael Rojas Montero, vicepresidente; y Miguel Barquero Chavarría. El ejecutivo municipal fue don Broomfield Murray Wilesley y el secretario municipal don Eloy Cameron Wilfred.

El nombre del cantón, según don Carlos Gagini en su obra Los Aborígenes de Costa Rica, es una palabra indígena, cuyo origen se remonta a la referencia que se hizo en 1564 del río Matine, en el pueblo de Buca o Bucará, uno de los diez que conforman la provincia de Pococí; en otros documentos aparece como Matina.

Escudo cantón de Matina

DIVISIÓN TERRITORIAL ADMINISTRATIVA

Creación y Procedencia

En ley N° 4344 del 24 de junio de 1969, Matina se erigió como el cantón número cinco de la provincia de Limón, con dos distritos. Se designó como cabecera el barrio del mismo nombre Matina procede del cantón de Limón, establecido este último, en ley N° 44 de 25 de julio de 1892.

ASPECTOS FÍSICOS

Geología

El cantón de Matina está constituido geológicamente por materiales de los períodos Terciario y Cuaternario, siendo las rocas sedimentarias del Cuaternario las que predominan en la región.

Del período Terciario se encuentran rocas sedimentarias e intrusivas. Las sedimentarias de las épocas Eoceno Paleoceno, Oligoceno Mioceno, Mioceno y Plioceno, corresponden a materiales indiferenciados; los cuales se ubican al sur y este del cantón, así como un sector en la parte oeste de la región. Rocas sedimentarias de la época Mioceno, se localizan también materiales de la formación Uscari la cual está compuesta por lutitas de tonalidades oscuras y suaves lutitas limosa, friable, gris verdosa al estado fresco, metoriza a colores gris amarillento al estado fresco, meteoriza a colores gris amarillento con manchas amarillas, oscuras; que se sitúan en las cercanías de la confluencia de los ríos Barbilla y Dantas; así como al este del curso superior del río Peje próximo al límite cantonal. Las rocas intrusivas corresponden a la época citada anteriormente, representada por los intrusivos ácidos de la cordillera de Talamanca, tales como dioritas cuárcicas y granodioritas, también gabros y granitos los cuales se ubican en pequeños sectores próximo a la confluencia de los ríos Boyei y Dusuri.

De los materiales del período Cuaternario, se localizan rocas de origen sedimentario de la época Holoceno, tales como pantano, ubicados en pequeños sectores aislados próximos al litoral; y depósitos fluviales, coluviales y costeros recientes, que cubren la mayor superficie del cantón.

Geomorfología

El cantón de Matina presenta cuatro unidades geomórficas denominadas forma de sedimentación aluvial, de origen tectónico y erosivo, litoral de origen marino, y origen estructural

La unidad de sedimentación aluvial se divide en tres subunidades, llamadas llanura aluvial de San Carlos y el Caribe, partano permanente o temporal, y abanicos de los ríos Chirripó y Zent. La subunidad llanura aluvial de San Carlos y el Caribe, se divide en dos secciones, una distal de una coalescencia de abanicos aluviales y otra de llanura aluvial, que cerca de la costa puede tener influencia marina en la formación de los suelos; la primera se sitúa en la zona comprendida por ciudad Matina, la villa Batán, los poblados Zent, Parcelas, San Miguel, Sara, Boston, al sur de Lola, la cual presenta una superficie plana con una pendiente de 6°; el corte de los ríos efectuado en la zona alta, es profundo y de laderas verticales; la superficie presenta muchas vías de drenaje superficial de pocos metros de corte; los espacios interfluviales son angostos, no mayores de 200 metros; se compone de una dominancia de lahares y corrientes de lodo, lo cual hace que el terreno esté formado de gran cantidad de bloques de roca lávica, dentro de una matriz arenosa o arcillosa en la sección más alta puede existir la presencia de rocas volcánicas como lavas y piroclastos intercalados en la secuencia que se han formado de gran cantidad de bloques de roca lávica, dentro de una matriz arenosa o arcillosa; en la sección más alta puede existir la presencia de rocas volcánicas como lavas y piroclastos intercalados en la secuencia que se han formado estos abanicos, y la parte más baja muestra únicamente fracciones finas de rocas lávicas dentro de una matriz arcillosa; estas rocas más viejas y muy meteorizadas, afloran en ciertas áreas ocasionando un cambio brusco en la condición del suelo. La segunda sección denominada llanura aluvial, se localiza en el sector comprendido por los poblados Barra de Matina Norte, Catorce Millas, Larga Distancia, Toro, Strafford, Luisa Oeste, Parcela y Sara; presenta una superficie plana, con pendientes de 1° a 2° que está dirigida siempre en forma general de menos de 1°, o sea un promedio de 3,5 centímetros por cada 100 metros de distancia; los cauces principales que cortan la sección tienen un valle ancho con orillas casi siempre de uno o dos metros sobre el nivel del río, su patrón es meándrico; como una consecuencia de su escasa pendiente, la presencia de terrenos pantanosos es frecuente; la forma de la llanura es interrumpida en las vecindades de los ríos por un microrelieve producto de la erosión y de la depositación fluvial; se observan canales abandonados, puede presentar cierto grado de salinidad, debido a que su reciente formación y vecindad con el mar, todavía puede permanecer dentro del terreno algo de contenido salino; esta sección está compuesta de una dominancia de lahares y corrientes de lodo, la cual hace que el terreno esté formado de gran cantidad de bloques de roca lávida dentro de una matriz arenosa o arcillosa; tanto la llanura como los abanicos presentan una superficie plana, pero en algunos sitios es ligeramente ondulada en gran parte es ocasionada por un paleo relieve que corresponde a tobas y corrientes de lodo en mayor grado de meteorización que las rocas superficiales, y que tienen por efectos de erosión la forma de lomeríos bajos, sobre los cuales se depositaron materiales aluviales recientes; el origen de esta subunidad se debe al aporte que en épocas pasadas hacían los ríos que llegan a la zona; el relleno en su inicio, es posible se efectuara dentro de la fosa de Managua, que estaba ocupada por el océano, y con el transcurso del tiempo, ésta fue totalmente rellenada en el sector correspondiente al territorio costarricense; es factible que restos de vieja topografía volcánica, a un nivel muy inferior al actual de la llanura, haya dado origen a una ligera ondulación en su superficie. La subunidad pantano permanente o temporal situado en las proximidades de caño Negro, del lago Chorejal y el sector al este de los poblados Larga Distancia y Catorce Millas, constituye zonas de terreno plano, que suelen tener un microrelieve de pequeñas ondulaciones; esta subunidad se compone de un relleno de fragmentos líticos muy finos, con dominancia de arcilla y limo y pequeños lentes arenosos; su origen se debe a rellenos por aportes fluviales. La subunidad Abanicos de los Ríos Chirripó y Zent, se sitúa en las cercanías de los poblados Corina, Zent y Linea B; así como en la confluencia de los ríos Zent y Peje, la cual se caracteriza por su forma muy típica pero pequeña, aunque es difícil hacer una delimitación exacta debido a la transición casi imperceptible hacia la llanura y sección distal; su pendiente es muy suave, de menos de 2°; esta subunidad se compone de fragmentos de rocas sedimentarias tales como areniscas, conglomerados, lutitas y algunos de caliza, también fragmentos ígneos; su tamaño es dominantemente fino, con algunos tamaños de grava; su origen se debe a los dos citados ríos; quizá las entradas del vértice hacia la zona de montañas, puede estar en relación con la presencia de fallas.

La unidad de origen tectónico y erosivo está manifestada por la cordillera de Talamanca, la cual se ubica al sureste del cantón, a partir de los poblados Peje, Chirripó, al este de playa Hermosa, al sur de Sterling y del sitio Puerto Rico; así como al oeste del cantón partiendo del sector entre el área al sur del poblado Lola y al oeste del de Corina; se caracteriza por tener valles profundos con laderas de fuerte pendiente, las divisorias son angostas; la zona donde presenta abundantes pliegues se localiza al sur de los poblados Chirripó y Sterling; lo mismo en las márgenes del curso superior y medio del río Peje; así como desde el sector entre el área al noroeste de la confluencia de los ríos Barbilla y Danta, y al sur del poblado Lola hasta el área al oeste del poblado Corina. Esta unidad comprende rocas viejas de las formaciones Tuis y Brito, y como más jóvenes se encuentran las de Surelka. Además presenta intrusiones ácidas y básicas, así como volcánicas; la forma de la cordillera es compleja al estar influenciada por fallas y pliegues, lo mismo que por la diversidad de rocas. Su origen se debió a una sedimentación marina que ocurrió hasta el Mioceno Medio, luego se inició un ascenso y plegamiento durante el Mioceno Medio al Superior. Posteriormente un Plutonismo con magmas ácidas y básicas originando las intrusiones, el cual es muy posible que llegó hasta el Plioceno.

La unidad litoral de origen marino, está representada por los cordones litorales y lagunas del caribe norte, que están situados entre las desembocaduras de los ríos Pacuare y Matina, así como al sur del poblado Boca del Pantano. La playa se encuentra en su forma natural, como parte del relleno litoral que tierra adentro está seccionado y limitado por un canal o laguna litoral. Su altura promedio es de cinco msnm. Su superficie es plana horizontal. Muchos de los canales continúan tierra adentro con terrenos pantanosos. Esta unidad se compone de relleno de playa, y por consiguiente las fracciones líticas más abundantes son las arenas, con lentes y laminillos delgadas de limos y arcillas que se intercalan, sobre todo en las áreas cercanas a la desembocadura de los ríos. Su origen se debe a la interrelación de las corrientes marinas litorales y los fragmentos líticos que son arrastrados por ellas. Estas partículas se mueven paralelas a la costa y son depositadas. Con el tiempo el relleno crece tanto que emerge. A partir de este momento gana altura por el acarreo de partículas por el viento, y a consecuencia de lo anterior, queda separado un brazo de mar que se transforma en el canal o laguna litoral.

La unidad de origen estructural está manifestada por la falla de Ayil, la cual se ubica aproximadamente donde están las quebradas Cañabral y Camagre. Esta falla es inversa, con el bloque levantado del sur, la cual ha originado un escarpe, de 1100 metros de elevación. La unidad está compuesta de rocas sedimentarias en las cuales se intercalan algunas vulcarenitas. En la superficie están muy meteorizadas. Su origen está en los movimientos tectónicos que fracturaron la corteza terrestre y la subsiguiente erosión.

Altitudes

Las elevaciones, en metros sobre el nivel medio del mar, del centro urbano de los distritos del cantón son las siguientes:

Ciudad de Matina 11, Villa Batán 15, y Villa Estrada 12.

Hidrografía

El sistema fluvial del cantón de Matina, corresponde a la subvertiente Caribe de la vertiente del mismo nombre, el cual pertenece a las cuencas de los ríos Matina, Moín y Madre de Dios.

La primera es drenada por el río Matina, que nace de la confluencia de los ríos Chirripó y Barbilla; al primero se le unen los ríos Boyei y Zent; al segundo el río Dantas. Sólo los ríos Matina y Zent nacen en el cantón, los cuales presentan una dirección de suroeste a noreste y de sureste a noroeste hasta desembocar en el mar Caribe. Los ríos Boyei y Chirripó, son límites cantonales; el primero con Limón y el otro con Turrialba de la provincia de Cartago. En el área se localiza el lago Chorejal.

La cuenca del río Moín es irrigada por los ríos Toro al que se le une el río Cuba, lo mismo que por el río Escondido. Los citados ríos nacen en el cantón; presentan una dirección de sur a norte y de suroeste a noreste, hasta confluir en el canal y éste, en el mar Caribe. El río Toro es límite con el cantón Limón.

La cuenca del río Madre de Dios es drenada por el anterior río; el cual nace en el cantón, presenta un rumbo de suroeste a noreste hasta confluir en el canal y éste, en el mar Caribe. Este río es límite con el cantón de Siquirres.

REFERENCIA A MAPA BÁSICO DE COSTA RICA

Hojas del mapa básico 1:50 000 (IGN): Barbilla, Chirripó, Matina, Moín, Parismina, Río Banano.

Comentar en Facebook

comentarios

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
This site uses cookies. Find out more about this site’s cookies.