Iglesia de Juan Viñas

Jiménez

POSICIÓN GEOGRÁFICA

Las coordenadas geográficas medias del cantón de Jiménez están dadas por 09° 47′ 51″ latitud norte y 83° 41′ 57″ latitud oeste.

La anchura máxima es de treinta y cuatro kilómetros, en dirección noroeste o sureste, desde la confluencia de los ríos Turrialba y Coliblanco hasta unos 500 metros al sur de la naciente de la quebrada Palmital afluente del río Palmita.

 
BREVE RESEÑA HISTÓRICA

En la época precolombina el territorio que actualmente corresponde al cantón de Jiménez, estuvo habitado por indígenas del llamado Reino Huetar de Oriente, que eran dominios del cacique Guarco, quien murió antes o principio de la conquista, asumiendo el cacicazgo su hijo Correque.

El primer colono que llegó a la zona, proveniente de Cartago, en la primera mitad del siglo XIX, fue don Venancio Sandoval, quien tuvo la primera finca en el lugar, la cual llamó Naranjo. El señor Sandoval tuvo cultivos de café en su propiedad, cuyo producto llevaba a Cartago. Tiempo después vendió su finca a los señores Francisco María Iglesias y Saturnino Tinaco Llorente; quienes mejoraron el predio, lo ampliaron comprando otros terrenos baldíos vecinos, dedicándolos al cultivo de la caña de azúcar. Posteriormente llegaron a adquirir propiedades en la región, los señores Salvador Lara, Pepe Durán, Jaime Carranza, Oscar Rohmoser y más tarde don Federico Tinoco Iglesias.

El actual barrio El Naranjo, del distrito primero, fue donde originalmente se asentó una ranchería que se denominó El Naranjo, luego Juan Viñas; tuvo ese primer nombre por la abundancia de árboles de ese fruto que había en el sitio.

La primera ermita se construyó en 1866, financiada por los señores Francisco María Iglesias y Saturnino Tinoco, en finca de su propiedad. Durante el episcopado de Monseñor don Joaquín Anselmo Llorente y Lafuente, primer Obispo de Costa Rica, en el año de 1871, se erigió la Parroquia, dedicada a Nuestra Señora del Carmen que actualmente es sufragánea del Vicariato Apostólico de Limón de la provincia Eclesiástica de Costa Rica.

La escuela se estableció en 1880, ubicada cerca del actual plantel municipal, en el segundo gobierno de don Tomás Guardia Gutiérrez; en 1939 se bautizó con el nombre de Escuela Cecilio Lindo Morales. El Liceo Juan Viñas, inició sus actividades docentes en el segundo gobierno de don José Figueres Ferrer.

En la administración de don Ascensión Esquivel Ibarra, el 19 de agosto de 1903, en ley No. 84, se dispuso que la cabecera del nuevo cantón creado en esa oportunidad fuese la población de Juan Viñas. En ley No. 20, sobre división territorial para efectos administrativos decretada el 18 de octubre de 1915, a Juan Viñas se le otorgó título de Villa. Posteriormente, el 15 de enero de 1969 en el gobierno de don José Joaquín Trejos Fernández, se promulgó la ley No. 4312, que le confirió a la villa, la categoría de Ciudad.

El 16 de setiembre de 1903 se llevó a cabo la primera sesión del Concejo de Jiménez, integrado por los regidores propietarios, señores Manuel Rivera Meneses, presidente; Jesús Aymerich y Evaristo Castillo. El secretario municipal fue don Filadelfo Fonseca Poveda y el jefe político don Domingo Aymerich.

El nombre del cantón es un homenaje de don Jesús Jiménez Zamora, Expresidente de la República, durante los períodos de 1863 a 1866 y de 1868 a 1870. Nació en Cartago el 18 de junio de 1823 y falleció en la misma ciudad el 12 de febrero de 1897. El Congreso Constitucional lo declaró Benemérito de la Patria, por ley No. 48 del 24 de julio de 1886.

Escudo cantón de Jiménez

DIVISIÓN TERRITORIAL ADMINISTRATIVA

Creación y Procedencia

En ley No. 84 de 19 de agosto de 1903, se creó el cantón de Jiménez, como cuarto de la provincia de Cartago, como cabecera se designó la población de Juan Viñas. En esa oportunidad no se fijaron los distritos de este nuevo cantón.

Jiménez procede del cantón de Paraíso, establecido este último en ley No. 36 del 7 de diciembre de 1848.

ASPECTOS FÍSICOS

Geología

El cantón de Jiménez está constituido geológicamente por materiales de los períodos Terciario y Cuaternario siendo las rocas sedimentarias del Terciario las que predominan en la región.

Del período Terciario se encuentran rocas de origen sedimentario volcánico e intrusivo. Las sedimentarias de las épocas Paleoceno Eoceno y Oligoceno Mioceno; de la primera se encuentran materiales indiferenciados, los cuales se ubican en las filas Omega y Roble, lo mismo, que en el sector aledaño a las márgenes del río Escopeta de la época Oligoceno Mioceno está representada por la formación Térraba, que se compone de lutitas de gris a negra, en parte con pirita, limolitas, areniscas tobáceas, conglomerado y turbiditas, la cual se localiza en un pequeño sector al sur del cantón. Las rocas volcánicas, corresponden a la época Mioceno, las cuales están representadas por el grupo Aguacate y la formación Doan; el grupo Aguacate, está compuesto principalmente por coladas de andesita y basalto, aglomerados, brechas y tobas, ubicados en la zona comprendida por la margen sur del río Reventazón, margen oeste del río Pejibaye y el límite oeste de Jiménez, lo mismo que en parte de la zona suroeste del cantón así como en la fila Cavicho y cerro Atirro; la formación Doan está constituida por aglomerados y tobas duras, conglomerados volcano clástico brechoso de andesita y basalto, lutitas, ludolitas, siltitas y conglamerados finos, la cual se sitúa en el cerro Campanario. Las rocas intrusivas corresponden a los intrusivos ácidos de la cordillera de Talamanca, tales como dioritas cuárcicas y granodioritas, también gabros y granitos, los cuales se ubican en sectores dispersos al suroeste de la región.

De los materiales del período Cuaternario, se localizan rocas de origen volcánico y sedimentario, de la época Holoceno. La primera corresponde a edificios volcánicos recientes y actuales, y Piroclásticos asociados, los cuales se sitúan al norte del cantón a partir de la margen norte del río Reventazón. Las sedimentarias pertenecen a depósitos fluviales y coluviales, localizados en el sector aledaño a las márgenes de los ríos Reventazón, así como en sus afluentes Pejibaye, Atirro y Gato, en su curso inferior.

Geomorfología

El cantón de Jiménez presenta cuatro unidades geomórficas, denominadas forma de origen tectónico y erosivo, de origen volcánico, de sedimentación aluvial, y de origen estructural.

La unidad de origen tectónico y erosivo, representada por la cordillera de Talamanca, se encuentra al sur del cantón a partir de la margen norte del río Reventazón y el sector al sur del poblado Oriente, se caracteriza por tener valles profundos con laderas de fuerte pendiente. Las divisorias son angostas. Su estructura es complicada por la presencia de pliegues y fallas. Esta unidad comprende rocas viajas de las formaciones Uscari y Senosri. Además presenta intrusiones ácidas y básicas, así como volcánicas. La forma de la cordillera está muy influenciada por fallas y pliegues, lo mismo que por la diversidad de rocas. Su origen se debió a una sedimentación marina que ocurrió hasta el Mioceno Medio, luego se inició un ascenso y plegamiento durante el Mioceno Medio al Superior. Posteriormente un Plutonismo con magmas ácidas y básicas originando las intrusiones, el cual es muy posible que llegó hasta el Plioceno.

La unidad de origen Volcánico, manifestada por el volcán Irazú; se localiza al norte del cantón, a partir de los poblados Infiernillo y Gloria, la cual presenta laderas que tienen todo tipo de pendientes, los contornos de las lomas son redondeadas debido al grueso espesor de cenizas recientes que cubren casi todo el macizo. La unidad está compuesta por rocas volcánicas, tales como brechas, lavas, tobas, aglomerados, ignimbritas, ceniza y también muchas corrientes de lodo y lahares. El grado de meteorización de las rocas es muy variable. Su origen se debe al cúmulo de rocas volcánicas de diferente tipo. La erosión ha tomado parte en el labrado del sistema de drenaje, con carácter radial.

La unidad de sedimentación aluvial, representada por el valle de Turrialba, se sitúa en el sector comprendido por los poblados de Yolanda, Oriente, Omega y el cerro Atirro. La unidad está bordeada al sur y al oeste por terrenos con rocas sedimentarias. Su superficie presenta un suave declive en éstas áreas y se observan cauces abandonados y cúmulos de aluvión. El relleno de esta unidad es el resultado de la influencia por rocas traídas de los ríos Reventazón, Pejibaye y Atirro, los cuales proporcionan rocas sedimentarias. Este relleno ha sido originado por los materiales llevados de los ríos, pero la depresión que rellena es una configuración natural, que se formó por el continuo aporte de rocas volcánicas contra los cerros del sur. La unidad no es un valle en el sentido geomórfico estricto, es un simple relleno de Aluvión ubicado entre montañas.

La unidad de origen estructural está representada por tres subunidades, que corresponden a fallas, denominadas Río Pejibaye, Río Atirro y Atirro. Estas subunidades han dado origen al valle de los ríos Atirro y Pejibaye. Las rocas que cortan estas subunidades son principalmente volcánicas, dentro de las cuales hay tobas y muchos aglomerados. En la superficie todas las rocas están muy meteorizadas. Su origen se debe a los movimientos tectónicos que se dieron en el Mioceno y Plioceno.

Altitudes

Las elevaciones, en metros sobre el nivel medio del mar, del centro urbano de los distritos del cantón son las siguientes:

Ciudad de Juan Viñas 1.165, Villa Tucurrique 777 y Villa Pejibaye 643.

Hidrografía

El sistema fluvial del cantón de Jiménez, corresponde a la subvertiente Caribe, de la vertiente del mismo nombre, el cual pertenece a la cuenca del río Reventazón Parismina.

El área es drenada por el río Reventazón, al que se le unen el río Atirro y su afluente Oro; el Chiz y su tributario Maravilla; el Pejibaye con sus afluentes los ríos Pejibayito, Tepemechin, Vueltas, Cacao Humito Humo, Taus que recibe a Tausito; también el río Escopeta y su tributario Palmita; el Gato y su afluente Marta; y las quebradas Honda y Hamaca; lo mismo que por los ríos Turrialba, Colorado y la quebrada Esmeralda. Estos cursos de agua, excepto los ríos Reventazón y Atirro, nacen en el cantón; los cuales presentan un rumbo en diversas direcciones. Los ríos Reventazón, Turrialba, Colorado, Atirro, Maravilla, Pejibaye, Taus, Tausito y las quebradas Honda, Hamaca y Esmeralda son límites cantonales, los cuatro primeros y la quebrada Esmeralda con Turrialba; el quinto con Alvarado; y los otros con Paraíso.

REFERENCIA A MAPA BÁSICO DE COSTA RICA

Hojas del mapa básico, 1:50 000 (IGN): Istarú, Pijibaye, Tapantí, Tucurrique.
Hojas del mapa 1:10 000 (IGN): Birrís, Capellades, Urasca.

Comentar en Facebook

comentarios

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
This site uses cookies. Find out more about this site’s cookies.