Instrumentos de viento

Instrumentos de viento: metales

Los metales

En este grupo figuran los instrumentos siguientes:

La trompa moderna, llamada también corno francés, es un largo tubo de latón que da tres vueltas sobre sí mismo, con un extremo acampanado y una boquilla con forma de embudo en el otro. Proviene de la trompa de caza y no debe confundirse con el corno inglés, que no es una trompa, sino un miembro de la familia del oboe. El ejecutante del corno francés toca los semitonos inser­tando la mano en el pabellón del instrumento y puede también cambiar el tono poniendo “sordinas” en la boquilla. Éstas consisten en unos tubos curvados en forma especial y que se usan en muchos instrumentos de viento con el mismo objeto.

El sonido de la trompa puede ser majestuoso o suave, melancólico y misterioso. Por lo general, la trompa se usa en ciertos pasajes combinada con las maderas; hay por lo menos dos en la orquesta, en la cual una trompa de pistón está, sustituyendo al tipo antiguo. La trompa de pistón es más fácil de tocar, y su tono es mucho menos dulce y penetrante.

Muchos compositores, desde los tiempos de Händel, han escrito música para trompa; en Der Freischütz, Weber la usa para expresar el romanticismo y la poesía de los bosques alemanes, y Beethoven la emplea para dar una impresión de poder y sentimiento en la Sinfonía heroica. En el preludio de El oro del Rin, Wagner usa ocho trompas. Los “metales” están con sordina: es decir, se les hace producir un tono más suave, velado, insertándoles diversos artificios, llamados sordinas, en la campana. El corno francés es uno de los instrumentos más difíciles de ejecutar.

La corneta es un instrumento militar del tipo de la trompa. Por lo general, no tiene llaves, aunque también puede estar dotada de ellas. Es un instrumento de tono sobreagudo, con boquilla en forma de copa.

La trompeta, según la Biblia, es el instrumento que llamará a los hombres al Juicio Final. Es muy antigua. Al principio, las trompetas se hacían con cuernos de animales o eran unos tubos rectos, con una boquilla en un extremo y un remate acampanado en el otro. Pero la trompeta moderna es más complicada. Consiste en un largo tubo de cobre, con una boquilla en forma de copa y doblado sobre sí mismo para formar tres barras paralelas. Difiere de la trompa en que su tubo es cilindrico en vez de cónico. Su forma más simple es la trompeta deslizante, pero la usada comúnmente tiene tres llaves que gobiernan el volumen de aire y permiten al ejecutante tocar la escala. „

El pabellón o extremo abierto es de un metal más brillante y nítido. La trompeta se usa en el ejército y ocupa también un lugar importante en la orquesta sinfónica, donde hay habitualmente dos y a veces tres. Schubert usa hermosamente la trompeta en el lento de su gran Sinfonía en do. La marcialidad de su tono la convierte en favorita de la realeza. Enrique VIII de Inglaterra tuvo una orquesta formada por diez trompetas y nueve instrumentos de cuerda. En la Edad Media, ese instrumento era tan importante que existía un gremio de trompeteros.

El trombón o sacabuche es un instrumento muy antiguo; es el bajo de las trompetas. Lo forman dos tubos de latón curvados en tal forma que los extremos de uno encajan en los del otro. La parte fija está provista de una boquilla que tiene por lo general forma de copa. La parte móvil se desliza, saliendo y entrando, acortando o alargando el instrumento y variando así el tono. Por lo tanto, las notas no son fijas, sino que dependen totalmente de la habilidad del ejecutante.

Se ha hecho un trombón con llaves, semejante a un cornetín. Éste tiene notas fijas y es más fácil de ejecutar que el tipo usual; pero no ha podido desplazar al trombón deslizante en la orquesta sinfónica. E! trombón tiene voz majestuosa, imponente. Mozart lo usó en el Don Juan y también para representar el triunfo del destino en su Réquiem, y Schumann en su Primera sinfonía. Beethoven usa el trombón a la perfección en sus misas y sinfonías, y Wagner emplea tres trombones de tenor y uno de bajo en El oro del Rin.

La tuba es el bajo de la familia del bombardino, instrumentos ambos del tipo de la trompeta con llaves. Se construyó para usarla en las bandas del ejército francés. La mayoría de los miembros de esta familia no hallaron cabida en la orquesta sinfónica, porque sus voces no combinan con los instrumentos de cuerda tan bien como la trompa, el trombón y la trompeta. Pero Wagner usó ma-gistralmente la tuba, y desde iu epuca forma parte de la orquesta.

Es un instrumento muy grande, hecho de un tubo doblado sobre sí mismo, con un extremo muy ancho y acampanado.

El cornetín apareció en Alemania a comienzos del siglo XIX, pero no parece haber sido bien recibido por los músicos, quienes lo consideran, por lo menos para la ejecución orquestal, muy inferior a la trompeta y la trompa, a los cuales se asemeja. Su tono es el de la trompeta aunque no tiene la claridad ni la solemnidad de la trompeta, y sus notas bajas son muy buenas.

Se toca con más facilidad que la trompeta, y en manos de un ejecutante hábil puede producir bellos efectos. Por esa razón, se suele hallar en las orquestas pequeñas, tocando la parte más difícil de la trompeta. En la banda militar es un instrumento importante.

Consiste en un tubo de latón doblado sobre sí mismo y provisto de tres llaves. La boquilla es más grande que la de la trompeta, pero el pabellón es del mismo tamaño.

Comentar en Facebook

comentarios

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
This site uses cookies. Find out more about this site’s cookies.