Iglesia de Esparza

Esparza

POSICIÓN GEOGRÁFICA

Las coordenadas geográficas medias del cantón de Esparza están dadas por 09°59’56” latitud norte y 84°38’45” longitud oeste.

La anchura máxima es de treinta kilómetros en dirección norte a sur, desde Loma Rincón, unos dos kilómetros al noroeste del poblado de Peñas Blancas, hasta la desembocadura del río Jesús María, en el litoral del golfo de Nicoya.

 
BREVE RESEÑA HISTÓRICA

En el territorio que actualmente corresponde al cantón de Esparza fue una zona habitada por indígenas de los llamados grupos chorotega y huetar. Los primeros correspondían a la provincia de Orotina gobernada por el cacique Gurutiña, una de las cinco en que se dividían los chorotegas. El otro grupo pertenecía al Reino Huetar de Occidente, que a inicios de la conquista fueron dominios del cacique Garavito.

El descubridor de la región fue don Gil González Dávila, en el año de 1522, cuando se realizó el primer recorrido por tierra de nuestro territorio nacional, desde el sector sureste hasta el poblado indígena de Avancarí (hoy Abangaritos cantón de Puntarenas)

En 1561 don Juan de Cavallón, facultado por la audiencia de Guatemala para conquistar la provincia de Nuevo Cartago y Costa Rica, fundó el puerto de Landecho, en la ensenada de Tivives. Don Alonso de Angociana de Gamboa, gobernador interino, trasladó la población de Aranjuez y fundó en 1574 el primer asiento de la ciudad del Espíritu Santo; en el antiguo valle de Coyoche, entre los ríos Barranca y Jesús María, cerca del actual poblado Artieda. En 1577 el gobernador don Diego Artieda Chirino habilitó el puerto de Caldera en sustitución de Landecho.

Entre 1622 y 1629 se estableció el segundo y último asiento de la ciudad del Espíritu Santo de Esparza, unos cinco kilómetros al noroeste de su primitivo lugar, la cual fue saqueada dos veces por los piratas, una en 1685 y otra al año siguiente, siendo incendiada toda la población en esta última incursión, excepto la iglesia y el convento de San Lorenzo, por lo que sus habitantes se vieron forzados a huir al interior, refugiándose en Las Cañas y Bagaces. El territorio de Esparza se extendía durante los siglos XVI y XVII desde los Montes del Aguacate hasta el río Salto.

La primera ermita de Esparza data de 1574, así como el convento de San Lorenzo, cuyo primer cura fue fray Diego de Guillón, en 1576 fue erigida en parroquia, dedicada a Nuestra Señora de la Candelaria; la cual actualmente es sufragánea de la diócesis de Tilarán de la provincia eclesiástica de Costa Rica.

En 1821 se estableció una escuela de primeras letras para varones. En 1862 se abrió una escuela privada organizada por doña Genoveva Gutiérrez. En 1870 fue instalada la primera escuela pública, dirigida por doña Clotilde Fernández V. de Mora, durante la segunda administración de don Jesús Jiménez Zamora. De 1870 a 1890 la escuela fue mixta y ocupó un edificio al lado norte de la iglesia; la escuela actualmente lleva el nombre de don Arturo Torres Martínez No. 1 y No. 2. El Liceo de Esparza inició sus actividades docentes en 1965, en el gobierno de don Francisco Orlich Bolmarich.

En ley No. 63 de 4 de noviembre de 1825, la ciudad de Esparza formó parte del distrito de Cañas del Departamento Occidental, uno de los dos en que se dividió, en esa oportunidad, el territorio del Estado. En 1848, Esparza constituyó el cantón segundo de la provincia de Alajuela; mediante decreto ejecutivo No. 8, del 6 de noviembre de 1851 se segregó este cantón de la provincia de Alajuela y se agregó a la Jurisdicción de la comarca de Puntarenas.

En ley No. 59 del 21 de marzo de 1834, se dispuso trasladar el puerto de Puntarenas a Caldera, don Braulio Carrillo Colina por decreto del 26 de febrero de 1940 rehabilitó a Puntarenas como puerto para el comercio del Estado.

La primera municipalidad instalada en el año de 1877 fue integrada por los señores Felipe Herrera, Ignacio Pérez y Marcelino Zúñiga.

El primer alumbrado público fue de canfín, colocado en 1877. El alumbrado eléctrico con bombillos se instaló en 1921, en la administración de don Julio Acosta García.

La cañería se inauguró en 1912 en el primer gobierno de don Ricardo Jiménez Oreamuno.

El 17 de diciembre de 1981 se inauguraron las instalaciones del Complejo Portuario de Caldera.

El origen del nombre se debe al gobernador de la provincia don Diego de Artieda Chirino, que en 1577, en memoria de la villa Esparza, situada en las cercanías de Pamplona España, de donde era originario, le agregó a la denominación de la Ciudad del Espíritu Santo las palabras de Esparza .

El 3 de setiembre de 1879, mediante decreto No. 93, se le cambió el nombre por Esparta. En decreto ejecutivo No. 3752-G-C, del 6 de mayo de 1974, se restituyó el nombre de Esparza al cantón segundo de la provincia de Puntarenas.

Escudo cantón de Esparza

DIVISIÓN TERRITORIAL ADMINISTRATIVA

Creación y Procedencia

La Constitución Política del 30 de noviembre de 1848, en el artículo 8°, estableció por primera vez las denominaciones de provincia, cantón y distrito parroquial.

De conformidad con la anterior disposición, en ley No. 36 del 7 de diciembre del mismo año, en el artículo 8, se creó Esparza como cantón número dos de la provincia de Alajuela, con dos distritos parroquiales. En tal forma Esparza procede de la citada provincia

ASPECTOS FÍSICOS

Geología

El cantón de Esparza está constituido geológicamente por materiales de los periodos Terciario y Cuaternario; siendo las rocas sedimentarias del Terciario las que predominan en la región.

Del período Terciario se encuentran rocas de origen sedimentario y volcánico. Las sedimentarias de las épocas Mioceno, Plioceno y Plioceno Pleistoceno. De la época Mioceno corresponde la formación Punta Carballo, la cual está constituida por areniscas finas, calcáreas, pobremente estratificadas, gris verdosa y fosilíferas en partes, también fragmentos de xilópolo generalmente gris a negra; que se localiza en la zona comprendida por los poblados Cabezas, Mojoncito, Juanilama, San Juan Chiquito y al sur de Barón, así como en el sector comprendido por los cerros Juntas, Coyolar, Barbudal y Playa Linda.

De las rocas sedimentarias del Plioceno se encuentran materiales indiferenciados y la formación Esparza; el primero se ubica entre villa San Jerónimo y el poblado de Quebradas, y la formación Esparza, que está constituida por un lahar compuesto principalmente por clastos de basalto fanerítico, distribuidos en una matriz arcillo arenosa, amarillo rojiza, profundamente laterizada en superficie, fragmentos de cuarzo; se sitúa en la zona aledaña a la carretera interamericana, desde el barrio Tejar hasta el poblado de Paraíso, y de este último hasta villa San Rafael, lo mismo que el sector suroeste de la misma. De las rocas sedimentarias de la época Plioceno Pleistoceno se hallan materiales de la formación Orotina, que está constituida por ignimbritas de estructura prismática columnar, posiblemente derivados de un magma cuarzo latítico, la cual se ubica en el sector entre los poblados de Silencio y Corralillo; lo mismo que en el área aledaña al poblado de Artieda y al sitio Alto de las Mesas. Las rocas volcánicas de la época Mioceno, corresponden al grupo de Aguacate, compuesto principalmente por coladas de andesita y basalto, aglomerados, brechas y tobas, el cual se sitúa al noroeste del cantón a partir del sector aledaño al poblado de Mesetas Abajo, lo mismo que en la zona comprendida por el área al norte de barrio de Barón, el poblado de Paraíso, y el cerro Porras.

De los materiales del período Cuaternario, se localizan rocas de origen sedimentario de la época Holoceno tales como depósitos fluviales, coluviales y costeros recientes, ubicados en las márgenes de los ríos Barranca y Jesús María, así como en el sector aledaño al poblado de Mata de Limón.

Geomorfología

El cantón de Esparza presenta dos unidades geomórficas denominadas forma de sedimentación aluvial y de origen volcánico.

La unidad de sedimentación aluvial se divide en cinco subunidades llamadas terraza de Esparza y Orotina, restos de superficies planas originadas por corrientes de lodo abanico aluvial del río Barranca, planicie aluvial del río Jesús María, y marismas. La subunidad terraza de Esparza y Orotina, se encuentra en la zona comprendida por los poblados de Caldera, Salinas, Juanilama, así como al este de Mojoncito, al sur de Paraíso y en el alto de Las Mesas la cual constituye una superficie plana ondulada, de amplias divisorias, compuesta de rocas de las formaciones Punta Carballo, Tivives y Orotina; en este última son ignimbritas y originan terrenos arcillosos; la génesis de la subunidad es compleja, en un principio existía la formación Carballo, la cual fue reducida a casi una llanura, luego ocurrió la depositación de las otras formaciones y posteriormente el proceso erosivo la transformó a su forma actual. La subunidad restos de superficies planas originadas por corrientes de lodo, se localiza en el sector aledaño a ciudad de Esparza, villa Macacona y barrio Marañonal, así como en villa San Rafael y sector noreste y suroeste de la misma esta subunidad ocupa la parte alta de terrenos que en superficie son planos con un suave declive de menos de 1°; su altura promedio es de 200 msnm., los ríos que la cortan originan laderas suavemente convexas que se convierten en verticales al encontrar materiales más resistentes, esta subunidad se compone de corrientes de lodo, los fragmentos originados de los Montes del Aguacate, tienen gran abundancia de cuarzo y basalto, en las otras áreas dominan los fragmentos de andesita y basalto, todo dentro de una matriz arcillosa y arenosa; su origen se debe al aporte, que en un pasado efectuaron los ríos y quebradas del área, la gran meteorización de la. sierra minera de Tilarán originó grandes corrientes de lodo provocando la formación de grandes abanicos aluviales, que posteriormente y en correspondencia con el ascenso del área, fueron cortados por los mismos ríos. La subunidad planicie aluvial del río Jesús María, se localiza en la margen inferior del citado río desde el sector al sureste del cerro Juntas hasta las proximidades del estero Las Flores, la cual corresponde a una unidad plana, con una superficie que presenta un microrrelieve producto de los cauces abandonados y rellenos aluviales; la pendiente generalmente es inferior a 3°, siendo las áreas cercanas a las colinas donde se presenta mayor pendiente como resultado del cúmulo de coluvio en ésta subunidad hay dominancia de fracciones volcánicas principalmente andesíticas, la textura de la fracción variará siendo más gruesa hacia las vecindades de los ríos y del pie de las colinas; su origen se debe al aporte realizado por el río Jesús María y sus afluentes. La subnidad Abanico Aluvial del río Barranca, se ubica en las proximidades del curso inferior del mismo, a partir del poblado Mojoncito, así como en las cercanías del sitio Millales; la cual constituye parte de la llanura aluvial de Pitahaya Chomes; su vértice está aproximadamente un kilómetro aguas arriba del puente sobre el citado río en la carretera interamericana; esta subunidad se compone de fragmentos grandes, en su totalidad de lavas andesítico basáltico, dentro de arena y arcilla proveniente del mismo tipo de roca; su origen se debió al aporte de material del río Barranca y de sus afluentes. La subunidad de Marismas, se encuentra en las proximidades del estero Mata de Limón.

La unidad de origen volcánico, se dividen dos subunidades denominadas, lomeríos de fuerte pendiente en sierra minera de Tilarán, y cerros y valles del Aguacate. La subunidad lomeríos de fuerte pendiente en sierra minera de Tilarán, se ubica al noroeste del cantón, a partir de la confluencia de los ríos Guatuso y Potrerillos; la cual se caracteriza por presentar un relieve fuerte en toda su extensión, lomas con laderas de pendiente cercana a los 30° son frecuentes en toda la subunidad, los fondos de los valles por lo general son angostos, apenas unos pocos metros más anchos que el cauce; las cimas de las lomas y cerros también suelen ser angostos pero redondeadas, las zonas más elevadas, presentan el mismo tipo de relieve, pero sus formas están mas redondeadas por la presencia de un mayor espesor de cenizas esta subunidad está constituida por rocas como lavas basálticas y andesíticas, aglomerados, tobas e ignimbritas en una desordenada alternancia, una cubierta de ceniza de espesor variable se extiende en la mayor parte de ella, sobre todo en las tierras altas, la mayoría de las rocas pertenecen al grupo Aguacate, pero las más redondeadas probablemente pertenezcan a la formación Monteverde, su origen se debe a la actividad volcánica, con alguna pequeña influencia de la actividad intrusiva como pequeños diques y es muy probable que el inicio de la actividad haya sido fisural y ésta se fue tapando por los propios materiales expelidos, lo que ocasionó la formación de aberturas aisladas, dando origen a cráteres centrales. La subunidad cerros y valles del Aguacate se encuentra en el sector al este de villa San Jerónimo, aledaño al barrio de Guadalupe y finca La Elga; el relieve de la subunidad está caracterizado por valles con laderas de fuerte pendiente y en algunos sitios escarpadas, las divisorias suelen ser angostas, en ocasiones el espacio interfluvial es ancho entre dos ríos principales, pero con un relieve demasiado ondulado debido a la presencia de anchos valles de pequeñas quebradas; la presencia de muchas colinas de forma cónica sugiere la existencia de viejos conos volcánicos como de los cerros Mondongo y Conchal; la subunidad está compuesta principalmente de rocas del tipo de las andesitas y basalto andesita, se encuentran también lavas, piroclastos aglomerados y corrientes de lodo, brecha e ignimbritas, posteriormente a las rocas volcánicas ocurrió la intrusión de rocas de composición ácido y neutro ácido; asociado a ella se efectuó una mineralización de algunas zonas, dando origen a las vetas auríferas de la región; la acción hidrotermal, coalinizante y silicificante produjo la descomposición y transformación de algunas rocas ya existentes; la subunidad es de origen volcánica, pero la erosión ha tomado parte en el modelado de alguna de sus formas.

Altitudes

Las elevaciones, en metros sobre el nivel medio del mar, del centro urbano de los distritos del cantón son las siguientes:

Ciudad Esparza 208, Villa San Juan Grande 224, Villa Machacona de 243, Villa San Rafael 247 y Villa San Jerónimo 260.

Hidrografía

El sistema fluvial del cantón de Esparza, corresponde a la vertiente del Pacífico, el cual pertenece a las cuencas de los ríos Barranca, Jesús María y Abangares

La primera es drenada por el río Barranca y sus afluentes los ríos Barranquilla con su tributario Jabonal, Esparta, Guatuso y las que bradas Honda, Esquivel, Jiménez, Pinchante, Barbudal. Los cursos de agua excepto los ríos Barranca y Barranquillas, nacen en el cantón; los cuales presentan un rumbo de noreste a suroeste y de noroeste a sureste, hasta desembocar en el golfo de Nicoya. Los ríos Barranqui lla, Jabonal, Barranca y las quebradas Pinchante, Honda, Esquivel son límites cantonales; los dos primeros y las quebradas Honda y Esquivel con San Ramón, de la provincia de Alajuela y los otros con Puntarenas.

La cuenca del río Jesús María es irrigada por el río principal de la misma y sus afluentes el río Paires y las quebradas Vueltas, Salitre y Obispo; cuyas aguas se originan en el cantón, los cuales van en di rección noroeste a sureste y de noreste a suroeste, hasta desembocar en el golfo de Nicoya. El río Jesús María es límite con los cantones de Garabito, Orotina, San Mateo y San Ramón; estos tres últimos de la provincia de Alajuela.

La cuenca del río Abangares, comprende un pequeño sector del cantón, ubicado al noroeste del mismo. El río que drena el área es Tiocinto, con su afluente la quebrada Gertrudis; los cuales nacen en el cantón; que presentan un rumbo de noreste y suroeste. Ambos son límites cantonales; el primero con Montes de Oro; y la segunda con Puntarenas

REFERENCIA A MAPA BÁSICO DE COSTA RICA

Hojas del mapa básico 1:50 000 (IGN): Barranca, Miramar.

Comentar en Facebook

comentarios

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
This site uses cookies. Find out more about this site’s cookies.